Skip to main content
Skip to content

Diciembre 2022 / MARKET OUTLOOK

Un acto de equilibrio económico

Las agresivas subidas de tipos están ralentizando el crecimiento económico. No es inevitable que se produzca una profunda recesión global.

Las perspectivas de inflación y tipos de interés seguirán siendo muy relevantes en 2023, ya que los inversores intentarán averiguar dónde tocarán máximos y cuándo se inclinará la Fed hacia la relajación monetaria (Gráfico 2).

La tasa de inflación estadounidense se ralentizó a finales de 2022, gracias a una corrección parcial de las subidas de precios del petróleo y otras materias primas registradas a principios de año. Ahora bien, en el sector servicios la inflación fue “persistente”, ya que la rigidez de los mercados de trabajo impulsando los costes laborales a un ritmo relativamente rápido.

“Es probable que la inflación haya tocado techo en Estados Unidos”, anticipa Thomson. “Si bien la cuestión clave es dónde aterrizará. Y veo improbable que sea en el supuesto objetivo del 2% de la Fed. Sabemos que las crisis inflacionistas como esta pueden tardar años, no meses, en desaparecer”.

El carácter persistente de la inflación crea gran incertidumbre sobre dónde alcanzarán máximos los tipos de interés en este ciclo de endurecimiento monetario de la Fed.

McCormick afirma que, ahora que los tipos se encuentran en terreno restrictivo, la autoridad monetaria podría ralentizar el ritmo de subida de los tipos. Ahora bien, los mercados de futuros sugieren que los inversores siguen esperando que la Fed eleve el objetivo de su principal instrumento de política monetaria, el tipo de interés oficial, hasta cerca del 5%.

Los responsables de la política monetaria estadounidense esperan poder hacer una pausa en algún momento y esperar a que las subidas de tipos anteriores se sientan en la economía, añade McCormick. En su opinión, dicha pausa se tornará en un giro hacia la relajación o se verá seguida de nuevas subidas de tipos en función de cómo se perciba el mix de riesgos entre inflación y recesión. Con todo, no parece probable que veamos una rápida relajación monetaria en 2023.

Esto significa que los inversores que esperan una señal clara de que la Fed está dispuesta a rebajar los tipos podrían verse fuera de juego más tiempo de lo previsto. “Muchos inversores esperan un giro de la Fed”, apunta Page. “Pero lo veo poco probable en tanto en cuanto los datos de empleo de Estados Unidos sigan siendo sólidos”.

Panorama monetario dispar

El panorama de inflación es más dispar en otros grandes mercados desarrollados, al igual que la senda de política monetaria prevista.

  • En Europa, los altos precios de la energía hacen probable una inflación más tenaz que en Estados Unidos, afirma Thomson. Esto pone al Banco Central Europeo (BCE) en una en una difícil situación, añade McCormick. “Las mayores presiones inflacionistas junto con los altos riesgos de recesión suponen todo un reto para el BCE”.
  • En cambio, según Thomson, los responsables de la política monetaria japonesa podrían ver con satisfacción la subida del IPC en la esperanza de que redunde en un crecimiento de los salarios. El Banco de Japón (BoJ) no da signos de que abandonar su versión de la QE (relajación cuantitativa), consistente en gestionar la curva de rendimientos de de la deuda pública japonesa (JGB).

Los bancos centrales luchan por controlar la inflación sin empujar la economía mundial a la recesión

(Gráfico 2) Variación interanual de la tasa de inflación de los precios de consumo y las medidas de política monetaria mundial

IPC a 31 de octubre de 2022. Medidas de política monetaria a 30 de noviembre de 2022.
*Número de recortes y subidas de tipos de interés realizados por todos los bancos centrales del mundo.
Fuentes: Bloomberg Financiación L.P. y Bloomberg Index Services Limited y CBRates.com (véanse las notas informativas adicionales).

A largo plazo, según Thomson, es probable que una serie de factores estructurales podrían hacer subir la inflación en Estados Unidos y otras grandes economías desarrolladas. Entre ellos cabe citar los siguientes:

  • un crecimiento lento o negativo de la población de muchos países desarrollados, agravado por el descenso de las tasas de participación de la población activa.
  • La reubicación de las cadenas de suministro mundiales, lo que podría traer consigo una producción menos eficiente.
  • La presión sobre la demanda derivada del fuerte gasto en bienes de equipo para facilitar la transición hacia fuentes de energía sostenibles.
  • Una mayor inclinación de muchos gobiernos de países desarrollados a financiar el gasto público vía déficit.

La fortaleza del dólar estadounidense podría verse comprometida

Las subidas de tipos de la Fed han contribuido a la apreciación del dólar estadounidense (USD) en 2022, indica Thomson, creando condiciones difíciles para los prestatarios no estadounidenses, tanto públicos como privados, que dependen de la financiación en USD. No está tan claro —añade— que esta tendencia vaya a continuar en 2023.

“El dólar siempre ha cotizado como un activo de riesgo”, señala Thomson. “Lo inusual en esta ocasión fue su persistente fortaleza frente a las divisas de otros grandes mercados desarrollados”.

Incluso habiéndose debilitado algo en el curso del último trimestre de 2022, a 30 de noviembre el USD aún exhibía una sobrevaloración de entre un 35% y un 50% frente al euro, el yen y la libra esterlina en términos de paridad de poder adquisitivo, según estimaciones de Thomson.

Los tipos de cambio pueden ignorar los fundamentales durante largos periodos de tiempo, precisa Thomson. Ahora bien, dado el nivel de sobrevaloración del USD, ciertas sorpresas económicas —como un giro de la Fed antes de lo previsto— podrían hacer caer fácilmente a la divisa estadounidense en 2023. “Todo apunta a un USD más débil, por lo que deberíamos considerar cómo se reflejará esto en la construcción de la cartera”, añade.

Exclusivamente con fines ilustrativos. Este material no pretende ser asesoramiento de inversión o una recomendación para realizar una inversión concreta.

Descargue el documento completo 2023 Global Market Outlook pulsando aquí

 

Información importante

Este material se proporciona únicamente a efectos informativos generales y/o de marketing. El material no constituye ni conlleva compromiso alguno de prestar asesoramiento de ninguna clase, incluido asesoramiento de inversión fiduciaria, ni tiene por objeto servir de base principal para una decisión de inversión. Se recomienda a los inversores potenciales que obtengan asesoramiento independiente de índole jurídica, financiera y fiscal antes de tomar cualquier decisión de invertir. El grupo de sociedades de T. Rowe Price, incluidas T. Rowe Price Associates, Inc. y/o sus filiales, reciben ingresos de los productos y servicios de inversión de T. Rowe Price. La rentabilidad pasada no es un indicador fiable de rendimiento futuro. El valor de una inversión y los ingresos que de ella se derivan pueden aumentar o disminuir. Los inversores podrían recuperar un importe inferior al invertido.

El material no constituye una distribución, oferta, invitación, recomendación o incitación general o personal para vender o comprar valores en cualquier jurisdicción o para llevar a cabo cualquier actividad de inversión particular. El material no ha sido revisado por ningún organismo regulador en ninguna jurisdicción.

La información y las opiniones aquí presentadas han sido obtenidas o derivadas de fuentes que se consideran fiables y actuales; ahora bien, no podemos garantizar la exactitud ni la exhaustividad de las fuentes. No existe garantía de cumplimiento de ninguna de las predicciones realizadas. Las opiniones incluidas en el presente documento corresponden a la fecha indicada en el mismo y pueden variar sin previo aviso; dichas opiniones pueden diferir de las de otras sociedades y/o socios del grupo T. Rowe Price. El material no podrá ser copiado ni redistribuido, total o parcialmente, bajo ninguna circunstancia, sin la autorización de T. Rowe Price.

El material no está destinado a ser utilizado por personas de jurisdicciones que prohíben o restringen la distribución del mismo y, en ciertos países, el material se proporcionará unicamente tras la previa solicitud específica del material.

No está destinado para su distribución a inversores minoristas en ninguna jurisdicción.

Artículo anterior

Diciembre 2022 / MARKET OUTLOOK

La desglobalización en un mundo interconectado
Siguiente artículo

Diciembre 2022 / MARKET OUTLOOK

El retorno del rendimiento
202212-2620300

Diciembre 2022 / MARKET OUTLOOK

Perspectivas de mercado para Asia ex-Japón en 2023

Perspectivas de mercado para Asia ex-Japón en 2023

Perspectivas de mercado para Asia ex-Japón...

Se requerirá paciencia para construir posiciones a largo plazo

Por Anh Lu

Anh Lu Gestor de carteras

Diciembre 2022 / MARKET OUTLOOK

Perspectivas de mercado para China en 2023

Perspectivas de mercado para China en 2023

Perspectivas de mercado para China en 2023

«Lo que debería ser» frente a «lo que es probable que suceda»

Por Wenli Zheng

Wenli Zheng Gestor de carteras

Diciembre 2022 / MARKET OUTLOOK

Las perspectivas para Japón siguen siendo favorables

Las perspectivas para Japón siguen siendo favorables

Las perspectivas para Japón siguen siendo...

La divergencia en política monetaria con respecto a otras grandes plazas tiene consecuenci...

Por Archibald Ciganer

Archibald Ciganer Gestor de carteras