Skip to main content

Febrero 2023 / ASSET ALLOCATION STRATEGY

Asignación de activos más allá de la diversificación

Perspectivas desde la sala de máquinas del equipo de Multiactivo Global

Puntos clave

 

 

 

 

  • En respuesta a un gran cambio estructural hacia una inflación más alta, los inversores podrían replantearse la construcción de la cartera desde una perspectiva estratégica o a largo plazo.
  • Incluso los inversores que no definen la rentabilidad esperada en forma de una cifra exacta tienen que hacer previsiones implícitas cuando asignan activos.
  • La rentabilidad futura a largo plazo podría ser menor que en el pasado. En respuesta, ampliamos la cartera modelo 60/40, mejorando la diversificación mediante la incorporación de más clases de activos.
  •  

     

     

     

    Nuestro equipo Multiactivo Global ha recibido un número creciente de peticiones de clientes para que hablemos de nuestros puntos de vista sobre la asignación estratégica de activos (AEA), en contraposición a los habituales debates sobre las perspectivas del mercado, muy populares en esta época del año. Cada vez más clientes se replantean la construcción de la carteras ante el cambio de paradigma que supone pasar de un entorno de tasas de inflación y tipos de interés bajos a otro de tasas y tipos cada vez más altos. 

    En un reciente evento digital para clientes institucionales asiáticos, hablé sobre este importante tema. ¿Cómo asigna el equipo Multiactivo Global de T. Rowe Price las carteras de su franquicia de 400.000 millones de USD1 cuando el mundo está experimentando un brusco cambio de paradigma, pasando de un periodo de tres décadas de tipos de interés a la baja a un periodo prolongado de tipos al alza? En respuesta a un gran cambio estructural, creemos que los inversores han de replantearse la construcción de la cartera desde una perspectiva estratégica o a largo plazo.2

    En los mercados tan difíciles que tenemos en la actualidad, la respuesta inicial de los inversores podría ser aumentar el tiempo y los recursos dedicados a elaborar sus opiniones y proyecciones de mercado a corto plazo. Esto es comprensible. Sin embargo, las repercusiones a largo plazo de la subida de los tipos en la asignación de activos podrían ser mucho más relevantes. Existen pruebas empíricas considerables que sugieren que las asignaciones estratégicas de activos pueden determinar la rentabilidad y los riesgos a largo plazo más que cualquier otra decisión de inversión.

    Rentabilidades y valoraciones a largo plazo

    La asignación estratégica de activos suele comenzar con hipótesis sobre la rentabilidad a largo plazo de las acciones y los bonos. Aunque prever la rentabilidad de los activos es siempre difícil, es posible llegar a algunas hipótesis de trabajo que se han revelado útiles en la práctica.

    En el Gráfico 1, la línea de la izquierda muestra la relación entre el ratio de Shiller (o CAPE) o PER ajustado cíclicamente y la rentabilidad de la renta variable los 10 años siguientes. El CAPE es simplemente la relación entre los precios del índice S&P 500 y los beneficios a 10 años vista, ajustados por inflación, lo que suaviza el ciclo de beneficios. La correlación es del 54%, lo que no está mal para este tipo de relación. Nos dice que lo que se paga por las acciones, en términos de múltiplo de beneficios, es mucho más relevante para anticipar la rentabilidad a largo plazo posterior. Cuando los mercados están caros, los rendimientos subsiguientes tienden a ser más bajos, como demuestra la pendiente descendente de la línea de regresión. Y viceversa cuando los mercados están baratos.

    El panel central del Gráfico 1 muestra una comparación alternativa entre la rentabilidad de la renta variable y las valoraciones utilizando la rentabilidad por beneficios (la inversa del PER) de los últimos 12 meses, a lo que a veces se denomina “modelo Siegel”. El ajuste es diferente, pero también bastante bueno. Curiosamente, la correlación es prácticamente la misma, lo que sugiere que el enfoque CAPE no tiene nada de mágico. Los dos primeros paneles del Gráfico 1 nos dicen simplemente que si se tiene un horizonte de inversión largo, hay que prestar atención a los niveles de valoración de partida. Compre barato, venda caro.

    En cuanto a la renta fija, el panel derecho del Gráfico 1 representa el rendimiento inicial o de apertura de un bono del Tesoro estadounidense (UST) a 10 años frente a la rentabilidad a largo plazo de mantener el bono hasta su vencimiento. En este caso, el ajuste es notable, con una correlación del 91%. El rendimiento inicial de un bono del Estado a largo plazo es un buen indicador de la rentabilidad posterior de un bono mantenido hasta su vencimiento. Además de la previsibilidad de la rentabilidad, hay un aspecto importante si usted es un inversor a largo plazo, como cuando se invierte en un fondo de pensiones o de seguros. La subida de tipos es una buena noticia para los inversores en bonos a largo plazo, porque cuando los rendimientos suben, aumenta la rentabilidad esperada a largo plazo de los bonos que mantienen hasta su vencimiento.

    Valoraciones y rendimientos futuros de acciones y bonos

    (Fig. 1) Valoraciones iniciales y rendimientos a 10 años

    Valoraciones y rendimientos futuros de acciones y bonos

    La rentabilidad pasada no es un indicador fiable de rendimiento futuro.
    *En enero de 1990, se sustituyeron los beneficios acumulados por los beneficios a plazo a 12 meses. Las acciones (paneles izquierdo y central) corresponden al periodo comprendido entre enero de 1881 y marzo de 2021. Cifras calculadas en dólares estadounidenses.
    Fuente: Robert Shiller data set, eon.yale.edu/~shiller/data.html. Los bonos (panel derecho) corresponden al periodo comprendido entre el 31 de enero de 1973 y el 31 de diciembre de 2010. Cifras calculadas en dólares estadounidenses. Fuente: Bloomberg Finance L.P. 

     

    Para ver las perspectivas por regiones, consulte el informe completo sobre los mercados emergentes (PDF).

     

    Información importante

    Este material se proporciona únicamente a efectos informativos generales y/o de marketing. El material no constituye ni conlleva compromiso alguno de prestar asesoramiento de ninguna clase, incluido asesoramiento de inversión fiduciaria, ni tiene por objeto servir de base principal para una decisión de inversión. Se recomienda a los inversores potenciales que obtengan asesoramiento independiente de índole jurídica, financiera y fiscal antes de tomar cualquier decisión de invertir. El grupo de sociedades de T. Rowe Price, incluidas T. Rowe Price Associates, Inc. y/o sus filiales, reciben ingresos de los productos y servicios de inversión de T. Rowe Price. La rentabilidad pasada no es un indicador fiable de rendimiento futuro. El valor de una inversión y los ingresos que de ella se derivan pueden aumentar o disminuir. Los inversores podrían recuperar un importe inferior al invertido.

    El material no constituye una distribución, oferta, invitación, recomendación o incitación general o personal para vender o comprar valores en cualquier jurisdicción o para llevar a cabo cualquier actividad de inversión particular. El material no ha sido revisado por ningún organismo regulador en ninguna jurisdicción.

    La información y las opiniones aquí presentadas han sido obtenidas o derivadas de fuentes que se consideran fiables y actuales; ahora bien, no podemos garantizar la exactitud ni la exhaustividad de las fuentes. No existe garantía de cumplimiento de ninguna de las predicciones realizadas. Las opiniones incluidas en el presente documento corresponden a la fecha indicada en el mismo y pueden variar sin previo aviso; dichas opiniones pueden diferir de las de otras sociedades y/o socios del grupo T. Rowe Price. El material no podrá ser copiado ni redistribuido, total o parcialmente, bajo ninguna circunstancia, sin la autorización de T. Rowe Price.

    El material no está destinado a ser utilizado por personas de jurisdicciones que prohíben o restringen la distribución del mismo y, en ciertos países, el material se proporcionará unicamente tras la previa solicitud específica del material.

    No está destinado para su distribución a inversores minoristas en ninguna jurisdicción.

    Artículo anterior

    Febrero 2023 / INVESTMENT INSIGHTS

    Empiezan a amainar los vientos en contra de los mercados de renta variable
    Siguiente artículo

    Febrero 2023 / INVESTMENT INSIGHTS

    Cuatro factores mejoran las perspectivas de los small-caps estadounidenses
    202301-26668667

    Enero 2023 / VIDEO

    Five Important Insights From 2022

    Five Important Insights From 2022

    Five Important Insights From 2022

    The Fed is determind to fight inflation and yield is back, but socially oriented...

    Por Tim Murray

    Tim Murray Capital Markets Analyst

    Enero 2023 / INVESTMENT INSIGHTS

    Cinco cosas que hemos aprendido de 2022

    Cinco cosas que hemos aprendido de 2022

    Cinco cosas que hemos aprendido de 2022

    La incertidumbre persiste, pero los rendimientos vuelven a ser positivos y los fundamental...

    Por Tim Murray

    Tim Murray Capital Markets Strategist, Multi-Asset Division