Skip to main content

Junio 2022 / MARKET OUTLOOK

Renta fija flexible

Los bonos tuvieron dificultades en servir como diversificadores frente al riesgo de la renta variable en el primer semestre del año; entonces, ¿cómo deberían plantear los inversores la renta fija?

Los valores del Tesoro de EE.UU. y otros bonos soberanos de mercados desarrollados resultaron excepcionalmente ineficaces para contrarrestar la volatilidad de la renta variable en el primer semestre. Esto sugiere que los inversores podrían tener que ampliar su búsqueda de diversificación en distintos sectores de renta fija y regiones geográficas.

Una cuestión clave, dice Page, es determinar si el repunte de las correlaciones entre acciones y bonos visto a principios de 2022 fue solo temporal o reflejaba un “cambio de régimen” estructural capaz de mantener altas las correlaciones durante un periodo prolongado. Si resultara correcta la segunda hipótesis, las alternativas a la asignación tradicional 60/40 de renta variable/renta fija, que incluye una cobertura dinámica y otras estrategias defensivas, podría ofrecer ventajas a algunos inversores.

Las correlaciones entre acciones y bonos han pasado de ser positivas a negativas varias veces en los últimos años, señala Page (Figura 4). Del análisis de T. Rowe Price se desprende que estos cambios normalmente se han producido por shocks económicos (repuntes repentinos del desempleo, la inflación o los tipos de interés).

En un entorno de subidas de tipos de interés, los inversores de renta fija podrían precisar más diversificación

(Fig. 4) Expectativas sobre tipos de la Fed frente a correlaciones entre acciones / bonos estadounidenses*

En un entorno de subidas de tipos de interés, los inversores de renta fija podrían precisar más diversificación

La rentabilidad pasada no es un indicador fiable del rendimiento futuro.
De enero de 2006 a mayo de 2022.
*Expectativas sobre tipos de interés de la Fed = rendimientos de las obligaciones del Tesoro a 2 años menos el tipo objetivo de los fondos federales. Correlaciones entre acciones / bonos  estadounidenses = correlación en dos años sucesivos de variaciones de precios mensuales del S&P 500 Index y contratos de futuros del Tesoro estadounidense a 10 años.
Fuentes: Standard & Poor’s, J.P. Morgan North America Credit Research (véanse las Notas informativas adicionales), y Bloomberg Finance L.P. Análisis de datos de T. Rowe Price.

«Creo que los bonos del Tesoro todavía tienen una importante función que cumplir en las asignaciones de las carteras, sobre todo si la crisis se torna en recesión», afirma Page. «Sin embargo, también creo que los inversores van a querer examinar otros  métodos de mitigación del riesgo de pérdidas».

¿Es hora de ampliar la duración?

Una cuestión más inmediata para los inversores de renta fija es si los rendimientos de los bonos han alcanzado un máximo a corto plazo, creando así una oportunidad potencial para consolidar beneficios de la cartera.

«En nuestra opinión, este es el momento más interesante que hemos visto en varios años para comprar bonos», afirma Husain. «Creemos que durante los próximos trimestres los inversores podrían querer plantearse elevar la duración.”

No obstante, Husain también predice que la Fed seguirá endureciendo su política hasta que haya llevado a terreno positivo su principal tipo del mercado, el tipo de los fondos federales, una vez descontada la inflación. Con el tipo nominal de los fondos federales todavía situado por debajo del 1% al cierre de mayo, eso parece dejar un margen considerable para nuevas subidas de tipos. A fecha de principios de junio, agrega, «no creo que los rendimientos hayan tocado techo aún».

Para los inversores estadounidenses preocupados por las subidas de tipos, los mercados internacionales podrían ofrecer un potencial de diversificación, sugiere Husain. Mientras que la Fed está endureciendo su política, otros países se encuentran más avanzados en sus respectivos ciclos de tipos de interés. Algunos han dejado de subir los tipos y otros ni siquiera han empezado a reducirlos.

«Los inversores pueden tratar de diversificar sus exposiciones a tipos de interés con cobertura de divisas aprovechando la divergencia de las políticas monetarias», explica Husain. Los recientes niveles de valoración podrían hacer especialmente atractivos los bonos de mercados emergentes (ME) denominados en dólares estadounidenses, agrega, aunque será fundamental tanto la selección de países como la selección de valores subyacentes.

El potencial alcista derivado del aumento de rendimientos

Si los rendimientos continúan subiendo, dice Husain, llegará un momento en que alcancen niveles que ofrezcan interesantes oportunidades de ingresos a los inversores que sepan cómo gestionar la duración (o que puedan recurrir a profesionales de inversión cualificados para confiarles esa tarea). «A medio plazo, creo que los rendimientos alcanzarán niveles que pondrán contentos a los clientes por los ingresos que obtendrán de sus carteras de renta fija», afirma.

A medio plazo, creo que los rendimientos alcanzarán niveles que pondrán contentos a los clientes por los ingresos que obtendrán de sus carteras de renta fija.

- Arif Husain, director de Renta fija internacional y director de Inversión

«Algunos sectores de crédito, como los bonos corporativos high yield, puede que hayan alcanzado ese punto», sugiere Husain. «Observando el universo high yield, he visto rendimientos situados en el rango del 7% al 8%, en algunos casos», afirma. «He visto algunos bonos con calificación BB valorados a 80 centavos de dólar. Son precios que históricamente han resultado buenos puntos de compra».

Lo malo de este escenario optimista para los bonos high yield es el incierto panorama económico, señala Husain. A fecha de mayo, las tasas de impago en high yieldse han mantenido cerca de mínimos históricos y las mejoras de calificación fueron más del doble que las rebajas. Ahora bien, un frenazo del crecimiento podría cambiar rápidamente esa situación.

«La amenaza de recesión es real», advierte Husain. «Por tanto, los inversores deben hacer los deberes». Para los gestores de carteras de renta fija de T. Rowe Price, agrega, esto supondrá recurrir a las amplias capacidades de análisis de la entidad y a sus calificaciones crediticias independientes para poder sortear los riesgos.

«En mercados volátiles, la gestión de la duración y el posicionamiento en la curva de tipos también podrían ser herramientas importantes para gestionar el riesgo», indica Husain. «La renta fija es una clase de activos relativamente líquida y, por tanto, diría que los inversores podrían beneficiarse si aprovechan esa liquidez para mantenerse activos», afirma.


Renta fija flexible
Exclusivamente con fines ilustrativos. Este material no pretende ser asesoramiento de inversión o una recomendación para realizar una inversión concreta.

Descargue el informe completo de perspectivas del mercado a mitad de año (Midyear Market Outlook) de 2022

 

Información importante

Este material se proporciona únicamente a efectos informativos generales y/o de marketing. El material no constituye ni conlleva compromiso alguno de prestar asesoramiento de ninguna clase, incluido asesoramiento de inversión fiduciaria, ni tiene por objeto servir de base principal para una decisión de inversión. Se recomienda a los inversores potenciales que obtengan asesoramiento independiente de índole jurídica, financiera y fiscal antes de tomar cualquier decisión de invertir. El grupo de sociedades de T. Rowe Price, incluidas T. Rowe Price Associates, Inc. y/o sus filiales, reciben ingresos de los productos y servicios de inversión de T. Rowe Price. La rentabilidad pasada no es un indicador fiable de rendimiento futuro. El valor de una inversión y los ingresos que de ella se derivan pueden aumentar o disminuir. Los inversores podrían recuperar un importe inferior al invertido.

El material no constituye una distribución, oferta, invitación, recomendación o incitación general o personal para vender o comprar valores en cualquier jurisdicción o para llevar a cabo cualquier actividad de inversión particular. El material no ha sido revisado por ningún organismo regulador en ninguna jurisdicción.

La información y las opiniones aquí presentadas han sido obtenidas o derivadas de fuentes que se consideran fiables y actuales; ahora bien, no podemos garantizar la exactitud ni la exhaustividad de las fuentes. No existe garantía de cumplimiento de ninguna de las predicciones realizadas. Las opiniones incluidas en el presente documento corresponden a la fecha indicada en el mismo y pueden variar sin previo aviso; dichas opiniones pueden diferir de las de otras sociedades y/o socios del grupo T. Rowe Price. El material no podrá ser copiado ni redistribuido, total o parcialmente, bajo ninguna circunstancia, sin la autorización de T. Rowe Price.

El material no está destinado a ser utilizado por personas de jurisdicciones que prohíben o restringen la distribución del mismo y, en ciertos países, el material se proporcionará unicamente tras la previa solicitud específica del material.

No está destinado para su distribución a inversores minoristas en ninguna jurisdicción.

Artículo anterior

Junio 2022 / VIDEO

Perspectivas del mercado de mitad de año 2022
Siguiente artículo

Junio 2022 / INVESTMENT INSIGHTS

Análisis de los argumentos a favor de los bonos de crédito de Asia
202206‑2235981

Junio 2022 / MARKET OUTLOOK

Navegando por aguas turbulentas

Navegando por aguas turbulentas

Navegando por aguas turbulentas

¿Cómo pueden reaccionar los inversores ante los riesgos de recesión en Europa y en...

Por Arif Husain, Justin Thomson & Sebastien Page

Por Arif Husain, Justin Thomson & Sebastien Page

Junio 2022 / MARKET OUTLOOK

Los fundamentales importan

Los fundamentales importan

Los fundamentales importan

Con la probable desaceleración del crecimiento de los beneficios y el aumento de...

Por Arif Husain, Justin Thomson & Sebastien Page

Por Arif Husain, Justin Thomson & Sebastien Page

Está saliendo del sitio web de T. Rowe Price

T. Rowe Price no es responsable del contenido de los sitios webs de otras compañías, ni de los datos de rentabilidad que figuran en las mismas. La rentabilidad pasada no garantiza la rentabilidad futura.