Skip to main content

Febrero 2022 / INVESTMENT INSIGHTS

Enfocados en los fundamentales en un mercado inestable

Distinguir entre lo duradero y lo temporal es clave para nuestro proceso.

Puntos clave

  • La inflación y la política monetaria son factores macroeconómicos clave que podrían impulsar la volatilidad a corto plazo de las acciones, especialmente las que presentan altas valoraciones.
  • Nuestra estrategia de inversión paciente sigue centrada en comprar y mantener empresas especiales que creemos que pueden multiplicar su valor a lo largo del tiempo.
  • Los obstáculos a corto plazo no reducen las oportunidades a largo plazo que ofrecen la transición a la nube y el auge del comercio electrónico y la publicidad en Internet.

Los precios de las acciones tienden a seguir a los beneficios y el flujo de caja libre de las empresas a largo plazo. Esta simple premisa constituye la base de nuestra estrategia de inversión paciente, que trata de encontrar e invertir en las pocas empresas que creemos que tienen potencial para multiplicar su valor durante un largo periodo, manteniendo fuertes tasas de crecimiento en diversos entornos macroeconómicos.

Adoptar una perspectiva a largo plazo en un mercado obsesionado con los últimos resultados trimestrales y datos macroeconómicos puede ayudarnos a descubrir oportunidades, normalmente en casos en los que nuestra evaluación de la perdurabilidad potencial del crecimiento de una empresa pueda diferir de la opinión del consenso. Sin embargo, reconocemos que la desconexión entre el ánimo pasajero del mercado y nuestra visión de los fundamentales a largo plazo en ocasiones puede ser molesta para los inversores a corto plazo.

La rápida innovación y disrupción que están teniendo lugar en los distintos sectores, junto con un mercado que asume los desajustes resultantes de la pandemia de coronavirus y un aluvión de liquidez del banco central, hacen que diferenciar entre la volatilidad y el riesgo de negocio real sea más crucial que nunca para los inversores en crecimiento con un horizonte a más largo plazo.

...diferenciar entre la volatilidad y el riesgo de negocio real es más crucial que nunca...

Enfocados en los fundamentales en un entorno complejo

La persistencia de las presiones inflacionistas y el giro de la Reserva Federal hacia una política más dura han alentado la volatilidad del mercado en los últimos meses.

Preferimos empresas que creemos que son líderes consolidados de su sector, o que podrían llegar a serlo, y que muestran potencial para mantener un alto nivel de crecimiento de los beneficios o del flujo de caja durante un periodo prolongado. Este énfasis suele llevarnos a empresas de mayor calidad que normalmente cuentan con capacidad de fijación de precios, lo que puede ayudar a sus negocios subyacentes a sortear un entorno inflacionista mejor que empresas que no tienen esta ventaja competitiva.

Las valoraciones de las acciones estadounidenses parecen elevadas

(Gráfico 1) Precio-beneficio futuro a 12 meses frente a su evolución histórica 

Las valoraciones de las acciones estadounidenses parecen elevadas

1Periodo de 20 años cerrado a 31 de diciembre de 2021. 
Fuente: Análisis de T. Rowe Price utilizando datos y análisis facilitados por FactSet Research Systems, Inc. Todos los derechos reservados. Véanse las notas informativas adicionales. Los resultados reales pueden diferir sustancialmente de las estimaciones. 

Sin embargo, la inflación y la subida de los tipos de interés podrían seguir siendo obstáculos a corto plazo para las acciones estadounidenses y podría decirse que las acciones growth parecen más vulnerables debido a la rápida expansión de los múltiplos de valoración que se ha producido (gráfico 1).

Las políticas monetarias flexibles normalmente aumentan el atractivo relativo de las acciones, ya que la presión a la baja sobre los rendimientos al vencimiento que ofrecen los valores de renta fija tiende a llevar a los inversores hacia activos de mayor riesgo. El aluvión de liquidez de los bancos centrales pareció alentar la especulación, pues la baja tasa de rentabilidad sin riesgo aumentó la disposición del mercado para pagar mayores múltiplos de valoración a corto plazo por la posibilidad de un crecimiento del beneficio a largo plazo. A medida que esta liquidez remite, el proceso de nivelación probablemente será más incómodo para las acciones cuyas valoraciones se desvincularon más de los fundamentales del negocio.

Como saben nuestros inversores de larga duración, estamos dispuestos a invertir en algunas acciones que parecen caras a corto plazo si creemos que el ritmo de creación de valor puede sostener el potencial alcista en los próximos años. Pero tratamos de evitar valores en los que vemos que hay riesgo de que una valoración excesiva pueda frenar la rentabilidad de la acción durante varios años.

Creemos que los perfiles de riesgo y remuneración de las mayores posiciones de la cartera son excelentes, gracias a lo que consideramos su fuerte potencial de crecimiento y unas valoraciones poco exigentes tanto desde el punto de vista relativo como absoluto. No obstante, reconocemos los obstáculos a corto plazo que podrían suponer las altas valoraciones y la preocupación por la ralentización de la demanda para los operadores del comercio electrónico, proveedores de software de empresa en la nube y otras empresas que florecieron en los peores momentos de la pandemia del coronavirus.

Nuestro análisis riguroso también debería darnos la convicción para aprovechar cualquier oportunidad que surja en un mercado inestable.

En este entorno alentado por el impulso, las subidas y bajadas pueden ser especialmente virulentas y potencialmente poco acordes a los fundamentos a largo plazo. Sin embargo, creemos que nuestro profundo conocimiento de los factores clave de la creación de valor a largo plazo en ciertos sectores y empresas concretas puede ayudarnos a no reaccionar de forma exagerada a tropiezos en los beneficios u otros contratiempos que consideramos pasajeros. Nuestro análisis riguroso también debería darnos la convicción para aprovechar cualquier oportunidad que surja en un mercado inestable.

Tratamos de ser gestores de inversión pacientes —que no autocomplacientes— y reevaluamos continuamente nuestras posiciones actuales y potenciales para estar al tanto de cómo podrían evolucionar las empresas y sus entornos competitivos. El más mínimo indicio de una posible disrupción puede reducir el múltiplo de valoración de una acción, incluso antes de que este riesgo se evidencie en los resultados financieros de una empresa, una dinámica que ha afectado mucho a las acciones de los procesadores de pagos tradicionales en los últimos doce meses. Estamos matizando y reflexionando sobre nuestro posicionamiento en el sector de los pagos, ya que consideramos cómo el entorno de la competencia puede cambiar con el tiempo. Como siempre, tratamos de evitar que cualquier error a corto plazo se agrave con el tiempo.

Revisión de las tendencias clave de crecimiento secular

Como los mercados han penalizado a algunas empresas de servicios digitales ante la preocupación por la persistencia de la inflación y la subida de los tipos de interés, resulta esclarecedor revisar por qué creemos que algunas de las principales tendencias de crecimiento secular deberían alentar la creación de valor en los próximos años. Según creemos, nuestra ventaja no proviene de la inversión en las propias temáticas, sino de aprovechar nuestro conocimiento en profundidad de cada empresa y sector, al tratar de encontrar ideas atractivas en las que tenemos una perspectiva diferente a la del mercado general.

La transición a la informática en nube ha sido una temática de inversión importante desde hace más de una década, pero creemos que esta tendencia aún tiene cuerda para rato.

La transición a la informática en nube ha sido una temática importante desde hace más de una década, pero creemos que esta tendencia aún tiene cuerda para rato. En un mundo cada vez más digital, las soluciones de software en la nube son cruciales para que las empresas de toda la economía mantengan su competitividad y tiendan a impulsar el aumento de la productividad.

Aunque admitimos que el entorno de ventas puede haberse vuelto más complejo a corto plazo para algunas empresas de software, creemos que la pandemia de coronavirus reforzó el sentido económico de estas inversiones. Los ciclos de adopción tienden a ser más largos para las empresas, algo lógico si se tiene en cuenta la complejidad y el gasto de actualizar los flujos de trabajo y los sistemas heredados. Entre los proveedores de software como servicio (SaaS), nos decantamos por las empresas cuyo crecimiento creemos que podría tener un largo recorrido, gracias a su amplio mercado objetivo y a unos equipos directivos con visión de futuro que invierten en innovación.

Nuestra perspectiva a largo plazo sobre la digitalización de la economía y la adopción de la nube nos hace ser entusiastas sobre los gigantes tecnológicos que ofrecen las infraestructuras fundamentales que sostienen estas tendencias. 

Las empresas líderes de Internet ocupan un papel destacado en la cartera desde hace más de una década. En la actualidad, nuestro posicionamiento hace hincapié en los casos de crecimiento en varias fases que podrían verse impulsados por lo que consideramos la convergencia acelerada del comercio electrónico y la publicidad en Internet dirigida, dos mercados enormes que creemos que todavía tienen mucho margen para una mayor penetración.

Los datos de la Oficina del Censo de EE. UU. muestran que el medio online supuso en torno al 13% de las ventas minoristas del tercer trimestre de 2021 (gráfico 2). Esta tasa de penetración supuso un retroceso con respecto al pico alcanzado en los momentos más álgidos del coronavirus. Pero también sirve para recordar el margen de maniobra que queda a medida que mejora la logística de reparto de último kilómetro y las empresas innovadoras interrumpen mercados finales que antes se resistían, como el de los coches de segunda mano y el de las tiendas de comestibles.

En nuestra opinión, la demanda de publicidad en Internet también crecerá de forma significativa, a medida que el comercio electrónico aumente y los medios digitales arranquen cuota a los medios tradicionales.

El creciente enfoque en la privacidad de los consumidores y los cambios en las políticas de los principales «guardianes», como Apple, han provocado algunos desafíos a corto plazo para la eficacia de la publicidad dirigida en las aplicaciones populares de las redes sociales. Creemos que este obstáculo es pasajero y que la tendencia a largo plazo favorece a las empresas de Internet con relaciones directas con los consumidores y una gran cantidad de datos propios.

El crecimiento de las ventas en Internet en EE. UU. se ha ralentizado tras su auge en la pandemia

(Gráfico 2) Pero la baja penetración deja margen para el crecimiento a largo plazo 

El crecimiento de las ventas en Internet en EE. UU. se ha ralentizado tras su auge en la pandemia

Periodo de 10 años cerrado a 30 de septiembre de 2021. 
Fuente: Oficina del Censo de EE. UU. (18 de noviembre de 2021). 
* Datos preliminares. 

También encontramos oportunidades entre el conjunto emergente de soluciones modulares de comercio electrónico que ayudan a las empresas a vender sus productos en Internet.

Factores de los que estaremos pendientes partir de ahora

Creemos que la disrupción de la industria del automóvil tiene el potencial de crear enormes oportunidades durante la próxima década para las empresas que estén bien posicionadas en los vehículos eléctricos (VE) y la conducción autónoma. En nuestra opinión, es probable que la transición para abandonar el motor de combustión interna se acelere considerablemente en los próximos cinco a diez años, a medida que los avances en las tecnologías de las baterías y la ampliación de las instalaciones de producción ayuden a los vehículos eléctricos a alcanzar la paridad de costes con los vehículos impulsados por combustibles fósiles. Mientras tanto, un entorno normativo favorable en muchos países, la construcción de infraestructuras para cargar las baterías que alimentan los vehículos eléctricos y un mayor énfasis en la necesidad de reducir las emisiones de carbono también deberían actuar como factores de impulso. Seguimos atentos a las oportunidades en la cadena de suministro de vehículos eléctricos, así como las innovaciones relacionadas con la conducción autónoma y las tecnologías que podrían ayudar a reducir las emisiones de carbono de los camiones pesados y medianos.

Información importante

Este material se proporciona únicamente a efectos informativos generales y/o de marketing. El material no constituye ni conlleva compromiso alguno de prestar asesoramiento de ninguna clase, incluido asesoramiento de inversión fiduciaria, ni tiene por objeto servir de base principal para una decisión de inversión. Se recomienda a los inversores potenciales que obtengan asesoramiento independiente de índole jurídica, financiera y fiscal antes de tomar cualquier decisión de invertir. El grupo de sociedades de T. Rowe Price, incluidas T. Rowe Price Associates, Inc. y/o sus filiales, reciben ingresos de los productos y servicios de inversión de T. Rowe Price. La rentabilidad pasada no es un indicador fiable de rendimiento futuro. El valor de una inversión y los ingresos que de ella se derivan pueden aumentar o disminuir. Los inversores podrían recuperar un importe inferior al invertido.

El material no constituye una distribución, oferta, invitación, recomendación o incitación general o personal para vender o comprar valores en cualquier jurisdicción o para llevar a cabo cualquier actividad de inversión particular. El material no ha sido revisado por ningún organismo regulador en ninguna jurisdicción.

La información y las opiniones aquí presentadas han sido obtenidas o derivadas de fuentes que se consideran fiables y actuales; ahora bien, no podemos garantizar la exactitud ni la exhaustividad de las fuentes. No existe garantía de cumplimiento de ninguna de las predicciones realizadas. Las opiniones incluidas en el presente documento corresponden a la fecha indicada en el mismo y pueden variar sin previo aviso; dichas opiniones pueden diferir de las de otras sociedades y/o socios del grupo T. Rowe Price. El material no podrá ser copiado ni redistribuido, total o parcialmente, bajo ninguna circunstancia, sin la autorización de T. Rowe Price.

El material no está destinado a ser utilizado por personas de jurisdicciones que prohíben o restringen la distribución del mismo y, en ciertos países, el material se proporcionará unicamente tras la previa solicitud específica del material.

No está destinado para su distribución a inversores minoristas en ninguna jurisdicción.

Artículo anterior

Febrero 2022 / MULTI-ASSET STRATEGY

Otro repunte del indicador PULSe en 4T 2021
Siguiente artículo

11 Febrero 2022 / MARKET OUTLOOK

Asignación de activos global: perspectivas de febrero
202201‑2009915