Skip to main content
Skip to content

Junio 2022 / INVESTMENT INSIGHTS

Esta vez, la rotación al valor en EE. UU. podría durar

La inflación más persistente y la subida de los tipos de interés cambian el panorama

Puntos clave

  • La aparición de presiones inflacionistas en EE. UU. ha suscitado un debate polarizado sobre hasta qué punto puede llegar y durante cuánto tiempo.  
  • El cambio drástico en el relato de la Reserva Federal estadounidense a principios de 2022 sugiere que el entorno fundamental ha cambiado. 
  • Aunque prevemos una moderación de algunos componentes de la inflación a corto plazo, otras fuentes podrían resultar más resistentes de lo que muchos esperaban.

 

La inflación se ha situado en el centro de atención de los inversores estadounidenses a lo largo del último año, ya que los precios al consumo se han disparado ante la reapertura de la economía tras la pandemia. Se entiende que provoque una gran incertidumbre, ya que, para muchos, la perspectiva de un mundo con una inflación más persistente y unos tipos de interés más elevados es territorio desconocido. Sin embargo, aunque prevemos que la inflación disminuirá en los próximos meses desde los altos niveles actuales, creemos también que se está produciendo un cambio fundamental en el entorno de inversión, lo que apoya una rotación potencialmente más sostenible hacia las inversiones orientadas al valor.

El debate sobre inflación «persistente» frente a «pasajera»

A principios de 2021, cuando la inflación estadounidense empezó a subir con fuerza, surgió un debate entre los que creían que el aumento de los precios sería pasajero y los que pensaban que la presión inflacionista incipiente probablemente subiría más persistentemente. A lo largo de este tiempo, en la franquicia T. Rowe Price U.S. Value, nos hemos inclinado más por este último bando, al considerar que la inflación probablemente duraría más de lo que muchos —incluida la Reserva Federal estadounidense— habían previsto inicialmente. Esta perspectiva que difería del consenso se ha revelado importante en las decisiones que tomamos en los últimos 12 a 18 meses.

Esta vez, la rotación del mercado podría ser duradera 

Inflación de EE.UU. frente a los rendimientos del Tesoro de EE. UU.

(Gráfico 1) El aumento de la inflación en EE. UU. ha provocado la subida de los rendimientos del Tesoro a 10 años 

Inflación de EE.UU. frente a los rendimientos del Tesoro de EE. UU.

A 30 de abril de 2022. 
Inflación anual del índice de precios al consumo de EE. UU. frente a los rendimientos de los bonos del Tesoro de EE. UU. a 10 años
Fuente: FactSet. Copyright 2022 FactSet. Todos los derechos reservados. Análisis de T. Rowe Price. 

A diferencia de las anteriores rotaciones hacia el valor, que han sido fugaces en los últimos años, creemos que el movimiento actual podría durar más, ya que el entorno fundamental parece haber cambiado. Un indicio clave de ello sería la Reserva Federal estadounidense y el drástico cambio de su discurso en los últimos meses. Hasta finales de 2021, la Fed seguía hablando de la creciente presión inflacionista como algo pasajero, lo que exigía adoptar pocas medidas de política monetaria durante 2022. Sin embargo, más recientemente, las declaraciones de la Fed han eliminado claramente toda mención a lo «pasajero» de su discurso sobre la inflación. Y de su posición anterior de no tener que actuar en 2022, la Fed ha pasado a subir los tipos 75 puntos básicos (pb) en los primeros cuatro meses del año para frenar la inflación provocada por la oferta.

Por consiguiente, por primera vez en muchos años, existe la creciente convicción de que la Fed tendrá que subir los tipos de interés con mayor contundencia. Para los inversores en valor, se trata de un hecho fundamental, dada la correlación histórica que existe entre el aumento de los rendimientos del Tesoro estadounidense y la rentabilidad relativa de los sectores del mercado más orientados al valor. El aumento de la inflación y de los tipos de interés tiende a favorecer al valor, ya que los beneficios de las acciones de valor suelen llegar antes, mientras que las acciones de crecimiento suelen ser más rentables más adelante. A medida que la inflación aumenta y los tipos de interés suben, los beneficios futuros tienen que descontarse a una tasa mayor, lo que hace que valgan relativamente menos actualmente. 

Además, el diferencial de valoración relativo que existe ahora entre las acciones de crecimiento y las de valor de EE. UU., que sigue prácticamente a los márgenes más amplios que se recuerdan, hace que ciertos segmentos del mercado —las acciones con los múltiplos de valoración más elevados— sean aún más sensibles a los movimientos de los rendimientos de los bonos. Por tanto, podríamos ver algunas oscilaciones exageradas del mercado interno hacia el valor. 

La prioridad de la Fed es la «normalización» económica

La Fed está claramente centrada en lograr la normalización económica y puede que aún tenga que actuar más rápido adoptando medidas políticas para enfriar la inflación. Nuestra hipótesis principal e es que los índices de inflación estadounidenses probablemente toquen techo en los próximos meses, para luego caer gradualmente. Sin embargo, es importante señalar que no prevemos una vuelta al entorno de inflación y tipos de interés sumamente bajos al que el mundo se ha acostumbrado durante gran parte de las dos últimas décadas. 

Los recientes datos de inflación son elevados, debido a una combinación de elementos tanto pasajeros como duraderos. Y aunque prevemos la moderación de algunos de los componentes a más corto plazo, otras fuentes destacadas, como el crecimiento de los salarios, podrían resistir más de lo que muchos esperaban. Asimismo, los gastos de vivienda/inmobiliarios suponen también un componente importante en la mayoría de los índices de inflación, y creemos que la trayectoria del mercado inmobiliario estadounidense se mantiene firme. También es probable que el fuerte desajuste de las cadenas de suministro globales provocado por la pandemia de coronavirus y, más recientemente, la crisis de Ucrania, lleven a un mayor número de empresas a evitar la globalización en favor de un enfoque empresarial más local/regional. Muchas empresas industriales estadounidenses, por ejemplo, ya no pueden depender de forma fiable de los componentes procedentes de Asia, dadas las continuas batallas contra el coronavirus. Por consiguiente, es probable que esta esperada reorientación hacia los componentes de origen/producción local conlleve un aumento de los costes globales para las empresas estadounidenses, lo que al final se traduciría en una subida de los precios de los productos. 

Prima relativa del crecimiento con respecto al valor en EE. UU. en los últimos 20 años

(Gráfico 2) Ha bajado desde el pico reciente, pero sigue siendo casi el doble de la media a largo plazo 

Prima relativa del crecimiento con respecto al valor en EE. UU. en los últimos 20 años

A 30 de abril de 2022.
Comparación de la prima de valoración del índice Russell 1000 Growth (crecimiento) frente al índice Russell 1000 Value (valor) durante un periodo de 20 años. La prima media a largo plazo del crecimiento con respecto al valor es del 33%. La prima de valoración corresponde a la diferencia en el valor diario comparativo del índice Russell 1000 Growth frente al valor del índice Russell 1000 Value.
Fuente: FactSet. Copyright 2022 FactSet. Todos los derechos reservados. Análisis de T. Rowe Price.

Equilibrio de las oportunidades a corto y largo plazo

Nuestro objetivo constante es gestionar la cartera con una visión equilibrada del riesgo frente a las oportunidades de rendimiento. Muchas posiciones de la cartera se han beneficiado a corto plazo del cambiante entorno fundamental que observamos actualmente. Por ejemplo, varias de nuestras inversiones relacionadas con las materias primas han respondido favorablemente en los últimos trimestres. Parece que los inversores han vuelto a apreciar la importancia de estas empresas dentro de la economía mundial y el valor subyacente de sus activos estratégicos a largo plazo. 

…nos hemos inclinado más por este último bando, al considerar que la inflación probablemente duraría más de lo que muchos —incluida la Reserva Federal estadounidense— habían previsto inicialmente...

No obstante, en el otro lado de la balanza, también tenemos inversiones en empresas que se han comportado peor en los últimos trimestres. Varias de nuestras empresas de consumo básico entran dentro de esta categoría. Cada una de estas empresas está lidiando con el aumento de los costes de producción, lo que está ejerciendo presión a corto plazo sobre los márgenes de beneficios. Sin embargo, es importante que conozcamos bien estas empresas, y cada una de ellas tiene un historial de poder subir precios con el tiempo para compensar las presiones de los costes crecientes y apoyar los márgenes. Una vez más, si adoptamos una visión a largo plazo y estamos dispuestos a superar algunas incertidumbres a corto plazo, podemos crear posiciones importantes en empresas que consideramos de calidad con el potencial de resolver estos problemas a lo largo del tiempo. 

…si adoptamos una visión a largo plazo y estamos dispuestos a superar algunas incertidumbres a corto plazo, podemos crear posiciones importantes en empresas que consideramos de calidad.

A medida que la economía sigue recuperándose tras la pandemia, creemos que finalmente veremos una inflación más persistente en EE. UU. y unos tipos de interés más altos. Esto supondría un cambio posiblemente fundamental en el panorama al que nos hemos acostumbrado en los últimos 20 años —y que sería muy favorable para la inversión en valor—, ya que los inversores volverían a centrarse en el atractivo de los beneficios a corto plazo a partir de compras a precios más bajos. Además, sigue habiendo buenas oportunidades para beneficiarse del todavía amplio diferencial de valoración que existe históricamente entre los segmentos de mercado orientados al valor y al crecimiento.

Información importante

Este material se proporciona únicamente a efectos informativos generales y/o de marketing. El material no constituye ni conlleva compromiso alguno de prestar asesoramiento de ninguna clase, incluido asesoramiento de inversión fiduciaria, ni tiene por objeto servir de base principal para una decisión de inversión. Se recomienda a los inversores potenciales que obtengan asesoramiento independiente de índole jurídica, financiera y fiscal antes de tomar cualquier decisión de invertir. El grupo de sociedades de T. Rowe Price, incluidas T. Rowe Price Associates, Inc. y/o sus filiales, reciben ingresos de los productos y servicios de inversión de T. Rowe Price. La rentabilidad pasada no es un indicador fiable de rendimiento futuro. El valor de una inversión y los ingresos que de ella se derivan pueden aumentar o disminuir. Los inversores podrían recuperar un importe inferior al invertido.

El material no constituye una distribución, oferta, invitación, recomendación o incitación general o personal para vender o comprar valores en cualquier jurisdicción o para llevar a cabo cualquier actividad de inversión particular. El material no ha sido revisado por ningún organismo regulador en ninguna jurisdicción.

La información y las opiniones aquí presentadas han sido obtenidas o derivadas de fuentes que se consideran fiables y actuales; ahora bien, no podemos garantizar la exactitud ni la exhaustividad de las fuentes. No existe garantía de cumplimiento de ninguna de las predicciones realizadas. Las opiniones incluidas en el presente documento corresponden a la fecha indicada en el mismo y pueden variar sin previo aviso; dichas opiniones pueden diferir de las de otras sociedades y/o socios del grupo T. Rowe Price. El material no podrá ser copiado ni redistribuido, total o parcialmente, bajo ninguna circunstancia, sin la autorización de T. Rowe Price.

El material no está destinado a ser utilizado por personas de jurisdicciones que prohíben o restringen la distribución del mismo y, en ciertos países, el material se proporcionará unicamente tras la previa solicitud específica del material.

No está destinado para su distribución a inversores minoristas en ninguna jurisdicción.

Artículo anterior

Junio 2022 / INVESTMENT INSIGHTS

Un enfoque flexible de la renta fija para ayudar a navegar por mercados volátiles
Siguiente artículo

Junio 2022 / WEBINAR

Perspectivas de mercados a mitad de año 2022 - Webinar
202206‑2205416