Skip to main content
Skip to content

May 2023 / BLOG

Tres temas que los inversores deberían seguir de cerca en las relaciones entre Estados Unidos y China

La competencia entre estas dos potencias genera riesgos y oportunidades

En ambos países, los legisladores ven cada vez más la política económica estadounidense desde la perspectiva de la competencia estratégica con China. El mantenimiento de la política agresiva de Estados Unidos podría incidir sustancialmente en los mercados y en determinados sectores.

En ambos países, los legisladores ven cada vez más la política económica estadounidense desde la perspectiva de la competencia estratégica con China.

Exploremos tres de los temas que seguimos de cerca en las relaciones entre Estados Unidos y China a corto y medio plazo y lo que podrían significar para los inversores.

1. Estados Unidos se centra en la seguridad nacional y en lograr una posición de ventaja en  innovación tecnológica.

Podría decirse que este tema está presente en gran parte de las principales políticas comerciales y económicas que Estados Unidos ha aplicado en la última media década.

Recordemos los esfuerzos de la administración Trump para limitar el acceso de la empresa de equipos de telecomunicaciones Huawei, con sede en China, a componentes críticos de Estados Unidos y para instar a los aliados a no recurrir a los productos de la firma a la hora de desplegar sus redes inalámbricas 5G.

En un ejemplo más reciente, el Departamento de Comercio estadounidense estipuló que las empresas que reciban subvenciones a través de la Ley CHIPS y Ciencia no pueden construir fábricas de semiconductores de vanguardia en China ni en otras «jurisdicciones de dudosa reputación».

Es probable que esta tendencia continúe. Esto es lo que podría suceder a continuación.

Estados Unidos está considerando ampliar la lista de tecnologías y empresas chinas sujetas a controles de exportación. Aquí, la vigilancia y la biotecnología podrían surgir como nuevas áreas de interés.

También hay que vigilar el endurecimiento de las normas sobre inversión en el exterior. A medio y largo plazo, este marco podría evolucionar hasta el punto de que las empresas estadounidenses tengan que solicitar autorización pública antes de realizar determinadas inversiones en países clave.

De implantarse, este requisito supondría un cambio significativo para los inversores estadounidenses en los mercados internacionales. Estaremos muy atentos a la evolución de los acontecimientos. 

2. Es posible que Estados Unidos se vea obligado a seguir por sus propios derroteros en algunas cuestiones de política exterior.

La administración Biden se ha propuesto colaborar más estrechamente con los aliados tradicionales de Estados Unidos en la consecución de sus objetivos de política exterior.

A principios de este año, por ejemplo, Estados Unidos llegó a un acuerdo por el que Japón y Holanda introducirían sus propios controles a la exportación de equipos de fabricación de chips. Estas restricciones vendrían a reforzar las medidas unilaterales adoptadas por Estados Unidos para limitar el acceso de China a semiconductores avanzados e impedir sus esfuerzos por desarrollar capacidades nacionales en este ámbito.

No obstante, es posible que los aliados tradicionales no estén de acuerdo con todas y cada una de las nuevas restricciones estadounidenses a China. La divergencia de intereses en cuestiones clave podría provocar nuevas tensiones con estos socios, agravando la incertidumbre geopolítica.

...es posible que los aliados tradicionales no estén de acuerdo con todas y cada una de las nuevas restricciones estadounidenses a China.

3. La dureza de las políticas estadounidenses hacia China podría provocar una respuesta.

La reacción de China a los nuevos controles de exportación estadounidenses ha sido algo limitada hasta ahora, especialmente en lo relativo a los aranceles comerciales «ojo por ojo» que ambos países instituyeron en la era Trump.

Con todo, a finales de marzo, la Oficina de Revisión de la Ciberseguridad de China anunció que investigaría los productos vendidos por Micron Technology, fabricante estadounidense de chips de memoria, por motivos de seguridad.

Los detalles de esta revisión y sus resultados están por ver. En cualquier caso, el anuncio sirve de recordatorio de que los inversores han de estar atentos a las posibles represalias de China a las políticas comerciales y económicas de Estados Unidos.

Principales conclusiones para los inversores

Parece probable que continúe la progresiva desconexión entre las tecnologías estadounidense y china. Los inversores deberían tener claro que un deterioro de las relaciones entre estos dos países podría aumentar el riesgo de sanciones adicionales.

Con todo, estas tendencias disruptivas podrían generar riesgos y oportunidades para los inversores, en un momento en que tanto Estados Unidos como China tratan de apuntalar sectores de importancia estratégica.

Las empresas que suministran el software y los equipos altamente especializados necesarios para diseñar y fabricar semiconductores, por ejemplo, deberían beneficiarse del impulso para crear capacidad de fabricación de chips en Estados Unidos y Europa.

También vemos la posibilidad de que China se centre en ampliar su capacidad de producción de semiconductores analógicos menos avanzados, lo que haría que ese segmento del mercado corra el riesgo de sufrir un exceso de oferta a medio y largo plazo.

Información importante

Este material se proporciona únicamente a efectos informativos generales y/o de marketing. El material no constituye ni conlleva compromiso alguno de prestar asesoramiento de ninguna clase, incluido asesoramiento de inversión fiduciaria, ni tiene por objeto servir de base principal para una decisión de inversión. Se recomienda a los inversores potenciales que obtengan asesoramiento independiente de índole jurídica, financiera y fiscal antes de tomar cualquier decisión de invertir. El grupo de sociedades de T. Rowe Price, incluidas T. Rowe Price Associates, Inc. y/o sus filiales, reciben ingresos de los productos y servicios de inversión de T. Rowe Price. La rentabilidad pasada no es un indicador fiable de rendimiento futuro. El valor de una inversión y los ingresos que de ella se derivan pueden aumentar o disminuir. Los inversores podrían recuperar un importe inferior al invertido.

El material no constituye una distribución, oferta, invitación, recomendación o incitación general o personal para vender o comprar valores en cualquier jurisdicción o para llevar a cabo cualquier actividad de inversión particular. El material no ha sido revisado por ningún organismo regulador en ninguna jurisdicción.

La información y las opiniones aquí presentadas han sido obtenidas o derivadas de fuentes que se consideran fiables y actuales; ahora bien, no podemos garantizar la exactitud ni la exhaustividad de las fuentes. No existe garantía de cumplimiento de ninguna de las predicciones realizadas. Las opiniones incluidas en el presente documento corresponden a la fecha indicada en el mismo y pueden variar sin previo aviso; dichas opiniones pueden diferir de las de otras sociedades y/o socios del grupo T. Rowe Price. El material no podrá ser copiado ni redistribuido, total o parcialmente, bajo ninguna circunstancia, sin la autorización de T. Rowe Price.

El material no está destinado a ser utilizado por personas de jurisdicciones que prohíben o restringen la distribución del mismo y, en ciertos países, el material se proporcionará unicamente tras la previa solicitud específica del material.

No está destinado para su distribución a inversores minoristas en ninguna jurisdicción.

Artículo anterior

May 2023 / INVESTMENT INSIGHTS

¿Qué futuro aguarda ahora al mercado de bonos AT1?
Siguiente artículo

May 2023 / INVESTMENT INSIGHTS

¿Qué suponen las tensiones en la banca regional para las sociedades de pequeña capitalización estadounidenses?
202304-2867382

Abril 2023 / VIDEO

Renta variable estadounidense: Perspectivas en medio de la volatilidad

Renta variable estadounidense: Perspectivas en medio de la volatilidad

Renta variable estadounidense: Perspectivas...

Eric Veiel, Head of Global Equity & CIO, analiza las perspectivas a medio y largo...

Por Eric Veiel

Eric Veiel Co‑head Renta Variable Global