Skip to main content
Skip to content

Septiembre 2022 / INVESTMENT INSIGHTS

Resumen del conjunto de votos por delegación de 2022

Un análisis más a fondo de las tendencias clave en la actividad de voto por delegación de T. Rowe Price durante el año pasado

Resumen ejecutivo

En este informe, resumimos nuestro historial de voto por delegación correspondiente al ejercicio de presentación de resultados de doce meses cerrado a 30 de junio de 2022. Nuestro objetivo es destacar algunas de las cuestiones críticas del gobierno corporativo durante el periodo y ofrecer una perspectiva de cómo enfocamos las decisiones de voto en estas cuestiones importantes. Este informe no constituye una lista exhaustiva de cada voto por delegación durante el año, sino un resumen de los temas más importantes del año.

Las decisiones meditadas conducen a la creación de valor

En T. Rowe Price, el voto por delegación constituye una parte fundamental de nuestro proceso de inversión y un elemento crítico de las actividades de administración responsable que llevamos a cabo por cuenta de nuestros clientes. Al plantearnos nuestros votos, apoyamos medidas que creemos que aumentarán el valor de las empresas en las que invertimos y nos oponemos a medidas o políticas que consideramos contrarias a los intereses de los accionistas.

Analizamos las cuestiones relativas al voto por delegación mediante un enfoque específico para cada empresa, basado en nuestro proceso de inversión. Por consiguiente, no dejamos la responsabilidad de nuestras decisiones de voto en manos de terceros y nuestras directrices de voto permiten una amplia flexibilidad para tener en cuenta las diferencias regionales en las prácticas y las circunstancias específicas de las empresas. En definitiva, los gestores de carteras son responsables de votar sobre las propuestas de voto de las empresas que tienen en sus carteras.

Resumen de las principales propuestas

En la tabla siguiente tabla se ofrece un amplio resumen de algunos de nuestros patrones de voto por delegación y los resultados correspondientes al periodo de referencia, que comprende desde el 1 de julio  de 2021 hasta el 30 de junio de 2022, en nuestras carteras globales enfocadas en renta variable.

Temas de los resultados de las votaciones

Las categorías anteriores son un subconjunto del total de nuestra actividad de votación durante el periodo de referencia, pero recogen los temas de votación más frecuentes y significativos. En el apartado siguiente, analizamos detalladamente algunas de estas categorías.

En este periodo de votación, hemos detectado dos tendencias distintas pero relacionadas que destacan. La primera es un menor nivel de apoyo general por nuestra parte a propuestas de los accionistas de carácter medioambiental o social. La segunda es un menor nivel de apoyo a los consejeros. Estas dos tendencias están interrelacionadas debido a nuestra perspectiva de que la rendición de cuentas de la gestión de las cuestiones ambientales, sociales y de gobernanza (ASG) a las que se enfrenta una empresa corresponde al consejo de administración. Aunque las resoluciones de los accionistas pueden ser un medio eficaz para promover el cambio en determinadas circunstancias, en la mayoría de los casos, la elección de consejeros es una forma más específica para que los inversores expresen sus reservas sobre la supervisión del consejo de administración sobre las cuestiones estratégicas, financieras, de capital humano, medioambientales o de otro tipo relacionadas con los resultados de la empresa. 

Propuestas sociales, medioambientales y políticas

El año 2021 se consideró un año «rompedor» para las resoluciones que abordan cuestiones medioambientales, sociales y políticas, especialmente en EE. UU. Problemas como la justicia racial, la desigualdad de ingresos, la seguridad de los trabajadores y el cambio climático han ocupado un lugar destacado en el sector empresarial, debido a la confluencia de acontecimientos, incluida la pandemia de coronavirus. Por extensión, las resoluciones de los accionistas que abordan estas cuestiones recibieron de media un mayor apoyo de los inversores y una mayor visibilidad en 2021 comparado con años anteriores.

Sin embargo, en esta última temporada de voto por delegación, esas tendencias se estancaron. Esto se debe a varios motivos. Comenzó cuando la Comisión de Bolsa y Valores de EE. UU. (SEC) adaptó su interpretación de los tipos de resoluciones que podían añadirse al poder de una empresa y ser votadas por los accionistas. La SEC permitió que salieran adelante más propuestas sobre una serie de temas medioambientales y sociales más variados. El número de resoluciones medioambientales y sociales votadas en las empresas incluidas en el índice S&P 1500 aumentó casi un 70%, pasando de 147 en la temporada 2021 a 249 este año. El impulso que recibieron muchas de estas resoluciones en 2021 pareció no solo atraer a un nuevo grupo de proponentes este año, sino que también inspiró a los proponentes experimentados a ampliar sus temas de interés.

En nuestra opinión, el aumento del volumen de propuestas se tradujo en una menor calidad en general. Este año hemos observado más imprecisiones en las propuestas, más resoluciones mal orientadas y más propuestas sobre cuestiones no fundamentales. Además, hemos notado un marcado aumento en el nivel de solicitudes prescriptivas. Los proponentes han pasado rápidamente de solicitudes basadas en la divulgación de información (que buscan información adicional sobre cuestiones ASG) a solicitudes basadas en la acción (que buscan compromisos específicos, inversiones en bienes de equipo o cambios estructurales de las empresas objetivo). Al mismo tiempo, los proponentes mostraron una menor propensión a negociar acuerdos con los emisores antes de someter a votación una propuesta.

Los proponentes han pasado rápidamente de solicitudes basadas en la divulgación de información (que buscan información adicional sobre cuestiones ASG) a solicitudes basadas en la acción (que buscan compromisos específicos, inversiones en bienes de equipo o cambios estructurales de las empresas objetivo).

-  Donna F. Anderson, directora de gobierno corporativo

Fuera de EE. UU., otro hecho significativo está afectando a los patrones de voto, especialmente en la región de EMEA y en Australia. En estos mercados, cada vez se adoptan más resoluciones voluntarias sobre el clima promovidas por la dirección, o las votaciones denominadas say on climate (votaciones sobre el clima). El objetivo de estas votaciones es que la empresa presente los detalles de su estrategia climática a medio o largo plazo y los informes a los inversores para que los aprueben. En los mercados en los que el concepto de votación sobre la remuneración (say on pay) no ha cobrado fuerza, principalmente Japón, la atención sigue centrada en un pequeño número de resoluciones medioambientales de alto nivel presentadas por los accionistas. En los mercados en los que el concepto say on climate es más prevalente, vemos una dinámica más matizada en la que la resolución apoyada por la dirección puede competir con la solicitud de información adicional de los proponentes. En este periodo, hubo 46 votaciones sobre el clima en todas las carteras de T. Rowe Price. Como se ve en la tabla, apoyamos el 97% de ellas.

T. Rowe Price ha mantenido sistemáticamente un enfoque selectivo, caso por caso, de apoyo a las resoluciones de los accionistas. No adoptamos una posición permanente sobre las propuestas de carácter medioambiental, político o social. En su lugar, evaluamos cada una de ellas de forma individual, teniendo en cuenta el grado de exposición de la empresa a la cuestión ASG que se plantea, la importancia de la cuestión para el negocio y el nivel actual de divulgación de información o los programas de la empresa que abordan la cuestión.

Los resultados figuran en la tabla anterior. Nuestro apoyo a las resoluciones de los accionistas en la categoría de medioambiente disminuyó del 28% en el periodo de referencia de 2021 al 16% este año. Nuestro apoyo a las resoluciones sociales se redujo del 19% al 13%. No obstante, nuestro apoyo a las resoluciones que abordan los grupos de presión y el gasto político de las empresas aumentó del 22% al 30%.

Estos datos no incluyen dos subcategorías únicas de resoluciones de accionistas, que hemos indicado de forma separada en la tabla. Curiosamente, una categoría creció de forma considerable este año: las propuestas anti-ASG. El pequeño grupo de proponentes que solicitan que las empresas den marcha atrás en sus compromisos con diversas iniciativas ASG aumentó sustancialmente sus actividades en 2022, promoviendo 45 resoluciones en empresas incluidas en las carteras de T. Rowe Price en lo que va de año. En años anteriores, este tipo de resoluciones no llegaron a diez. La segunda categoría son las resoluciones destinadas a persuadir a las empresas de suministro eléctrico japonesas para que dejen de utilizar la energía nuclear, un movimiento pequeño pero persistente que comenzó con el desastre nuclear de Fukushima en 2011. En nuestro análisis, separamos estas dos categorías, porque representan la apropiación del proceso de resolución de los accionistas para abordar una agenda reducida y sin base económica.

T. Rowe Price publica un análisis detallado de nuestros votos sobre las propuestas medioambientales y sociales de los accionistas en el primer trimestre de cada año . Este documento, «¿A favor o en contra? Repaso anual a las resoluciones de accionistas» puede consultarse en nuestro sitio web.

Lea el informe completo

Información importante

Este material se proporciona únicamente a efectos informativos generales y/o de marketing. El material no constituye ni conlleva compromiso alguno de prestar asesoramiento de ninguna clase, incluido asesoramiento de inversión fiduciaria, ni tiene por objeto servir de base principal para una decisión de inversión. Se recomienda a los inversores potenciales que obtengan asesoramiento independiente de índole jurídica, financiera y fiscal antes de tomar cualquier decisión de invertir. El grupo de sociedades de T. Rowe Price, incluidas T. Rowe Price Associates, Inc. y/o sus filiales, reciben ingresos de los productos y servicios de inversión de T. Rowe Price. La rentabilidad pasada no es un indicador fiable de rendimiento futuro. El valor de una inversión y los ingresos que de ella se derivan pueden aumentar o disminuir. Los inversores podrían recuperar un importe inferior al invertido.

El material no constituye una distribución, oferta, invitación, recomendación o incitación general o personal para vender o comprar valores en cualquier jurisdicción o para llevar a cabo cualquier actividad de inversión particular. El material no ha sido revisado por ningún organismo regulador en ninguna jurisdicción.

La información y las opiniones aquí presentadas han sido obtenidas o derivadas de fuentes que se consideran fiables y actuales; ahora bien, no podemos garantizar la exactitud ni la exhaustividad de las fuentes. No existe garantía de cumplimiento de ninguna de las predicciones realizadas. Las opiniones incluidas en el presente documento corresponden a la fecha indicada en el mismo y pueden variar sin previo aviso; dichas opiniones pueden diferir de las de otras sociedades y/o socios del grupo T. Rowe Price. El material no podrá ser copiado ni redistribuido, total o parcialmente, bajo ninguna circunstancia, sin la autorización de T. Rowe Price.

El material no está destinado a ser utilizado por personas de jurisdicciones que prohíben o restringen la distribución del mismo y, en ciertos países, el material se proporcionará unicamente tras la previa solicitud específica del material.

No está destinado para su distribución a inversores minoristas en ninguna jurisdicción.

Artículo anterior

7 Septiembre 2022 / INVESTMENT INSIGHTS

¿Inflación y tipos al alza? Piense en las pequeñas empresas
Siguiente artículo

Septiembre 2022 / INVESTMENT INSIGHTS

El cambio de régimen en los mercados exige nuevas ideas
202208‑2382940