Skip to main content

Julio 2020 / INVESTMENT INSIGHTS

La creciente tensión entre EE.UU. y China agrava los problemas comerciales

Las medidas de EE.UU podrían aumentar la supervisión de las empresas chinas

Puntos clave

  • La política de "dureza fentre a China" podría limitar la negociación de valores chinos en las bolsas  estadounidenses.
  • Aumenta la presión para obligar a las empresas chinas a someterse al mismo escrutinio contable que se aplica a otras sociedades cotizadas en EE.UU.
  • Los fondos de pensiones federales y estatales se enfrentan a presiones para restringir la inversión en compañías chinas.

 

Con China convertida en un tema candente en las elecciones presidenciales de EE.UU., la fricción se ha centrado mayoritariamente en disputas comerciales y en el brote de coronavirus. También están en marcha varias iniciativas en EE.UU. para abordar una cuestión más enquistada: la posibilidad de que las empresas chinas estén creando riesgos a los inversores y mercados al eludir las auditorías y la supervisión reguladora de EE.UU. Dependiendo de cómo evolucionen estas cuestiones legislativas y normativas, podríamos ver consecuencias en los mercados financieros, entre ellas la posibilidad de imponer restricciones a la negociación de valores chinos.

 

Posible prohibición de los valores chinos en las Bolsas estadounidenses

El Congreso y los legisladores de EE.UU. están aunando esfuerzos para impedir que las empresas de mercados emergentes, especialmente las radicadas en China, intenten sacar provecho de los mercados de capitales estadounidenses a menos que se sometan al mismo grado de supervisión que las empresas de Estados Unidos y otros países de mercados desarrollados. Se estima que 224 sociedades cotizadas en EE.UU., con una capitalización bursátil de unos 1,8 billones de USD, podrían verse afectadas por las nuevas medidas legislativas y normativas. ¹

El Congreso está sopesando la aprobación de leyes que podrían llevar a la exclusión de los valores chinos negociados en los mercados bursátiles estadounidenses, a menos que las empresas acepten someterse a inspecciones públicas periódicas y a la supervisión de sus prácticas contables. Por otro lado, Nasdaq ha propuesto nuevas normas que le otorgarían autoridad para aplicar criterios de admisión a bolsa más estrictos a empresas ubicadas en “mercados restringidos" debido a las dudas que suscita la auditoría de las mismas, la insuficiencia de sus declaraciones contables, la falta de transparencia de determinados mercados emergentes y la necesidad de una mayor rendición de cuentas y acceso a información.

Son inquietudes normativas que vienen gestándose desde hace tiempo, al haber captado las entidades chinas miles de millones de dólares tras lograr la admisión de sus acciones en las bolsas de EE.UU. al tiempo que evitan la inspección contable a la que deben someterse otras sociedades cotizadas. Desde hace años, la Junta de Supervisión de Auditorías de las Empresas que Cotizan en Bolsa (Public Company Accounting Oversight Board, PCAOB por sus siglas en inglés), encargada de supervisar las auditorías de sociedades cotizadas, ha puesto de manifiesto las “dificultades de acceso relacionadas con China” que han mermado la capacidad de la agencia para obtener un “acceso completo y puntual” a inspecciones e investigaciones de sociedades cotizadas chinas.

En el Congreso de EE.UU., el Senado ha aprobado un proyecto de ley que pretende endurecer la normativa, mientras que la Cámara está examinando una legislación similar. El proyecto de ley del Senado, Holding Foreign Companies Accountability Act (Ley de Responsabilidad de las Empresas Extranjeras), obligaría a ciertas empresas a declarar si son «propiedad o están bajo el control de un Estado extranjero» y posiblemente prohibiría la negociación de valores de sociedades cotizadas en EE.UU. auditadas por empresas no sujetas a inspección por la PCAOB.

Aunque el futuro de la medida es incierto, destacados miembros del Congreso se han comprometido a elevar los perfiles de riesgo normativo de las empresas chinas

- Katie Deal, analista en Washington, División de renta variable estadounidense

El objetivo es garantizar que la PCAOB tenga acceso para inspeccionar a las auditoras chinas del mismo modo que inspeccionan a sus homólogas estadounidenses y a empresas ubicadas en otros países. Por lo tanto, permitiría a la PCAOB auditar sus estados financieros al menos cada tres años. Las empresas que no cumplan estos requisitos podrían enfrentarse a su exclusión de las bolsas estadounidenses.

«Aunque el futuro de la medida es incierto, destacados miembros del Congreso se han comprometido a elevar los perfiles de riesgo normativo de las empresas chinas», afirmó Katie Deal, analista en Washington, División de renta variable estadounidense. Como los ceses de cotización no se llevarían a cabo hasta 2025, las empresas afectadas tendrían tiempo para reubicarse y cotizar en otras bolsas o implantar las medidas necesarias para cumplir los requisitos.

Algunas de las compañías tecnológicas más grandes de China cotizan en EE.UU. pero tienen la capacidad de trasladar sus cotizaciones a emisiones en Hong Kong. De hecho, la mayoría de posiciones extranjeras de T. Rowe Price consisten en Certificados de Depósito Americanos (ADR) chinos, que también albergan acciones secundarias cotizadas en la Bolsa de Hong Kong, lo que permite a la entidad canjear acciones ADR para su salida a bolsa en Hong Kong con una incidencia mínima en las carteras. Sin embargo, tendrían que establecerse varios procesos operativos con algunos clientes para poder negociarse en mercados no estadounidenses. Además, podría tener que entablarse una relación de custodia en una plataforma internacional.

Eric Veiel, Codirector de renta variable global, afirma que la entidad «supervisa constantemente los riesgos al que se exponen nuestras posiciones, incluidos los factores normativos». Debido a la especial dificultad que entraña la predicción de acontecimientos normativos, los ánimos en torno al riesgo normativo pueden provocar fluctuaciones momentáneas de los precios de las acciones. Nuestro equipo de analistas y gestores de cartera se sirven de amplios contactos sectoriales, así como de su propia experiencia e intuición, para evaluar estas situaciones. Seguimos atentos a esta situación y a las consecuencias que podría tener en determinadas empresas.”

 

Restricción de la inversión en valores chinos

La inspección minuciosa de sociedades chinas también podría incidir en los ahorros para la jubilación de los empleados federales y estatales. La Junta Federal de Inversión de Ahorro para la Jubilación estadounidense (Federal Retirement Thrift Investment Board, FRTIB por sus siglas en inglés), que gestiona fondos de pensiones del gobierno federal, decidió cancelar su plan de transferir 593.700 millones de USD del Fondo I del Plan de Inversión de Ahorro  desde el índice de referencia MSCI EAFE, formado por mercados desarrollados, al índice MSCI ACWI ex USA Investable Market, que incluye China y otros mercados emergentes.

La Junta alegó su preocupación por el efecto potencial del coronavirus en mercados emergentes «porque estos mercados van a verse cuestionados y no estamos seguros de cómo se encontrarán en los próximos dos o tres años», afirmó Michael D. Kennedy, presidente de la FRTIB. Pero la Junta también se vio sometida a intensas presiones de la Administración Trump para revocar su anterior decisión. El 4 de mayo, el presidente Donald Trump designó a tres personas para la Junta compuesta por cinco miembros, lo cual, de confirmarse por el Senado, podría llevar a una nueva mayoría. La Junta también recibió cartas de altos cargos públicos que alegaban «motivos de seguridad nacional y humanitarios en defensa de Estados Unidos».

Los planes de pensiones del Estado podrían enfrentarse a una presión similar. El senador de Florida, Marco Rubio, y el congresista Michael Waltz enviaron una misiva al gobernador de Florida y a otros altos cargos donde se les instaba a retirar capital estatal de jubilación de las empresas chinas. El gobernador Ron DeSantis ha manifestado que podría presionar con este fin en 2021.

«La revocación por el gobierno federal es una medida simbólica que supuestamente no tendrá repercusiones financieras inmediatas de relieve en China», afirma Chris Kushlis, analista de renta fija soberana, Mercados asiáticos. «Lo que sí podría ser relevante es si otras instituciones de pensiones públicas de ámbito estatal y local de EE.UU. también se ven presionadas para excluir los valores mobiliarios chinos. Es algo importante que debemos vigilar».

 

 

Información importante

Este material se proporciona únicamente a efectos informativos generales y/o de marketing. El material no constituye ni conlleva compromiso alguno de prestar asesoramiento de ninguna clase, incluido asesoramiento de inversión fiduciaria, ni tiene por objeto servir de base principal para una decisión de inversión. Se recomienda a los inversores potenciales que obtengan asesoramiento independiente de índole jurídica, financiera y fiscal antes de tomar cualquier decisión de invertir. El grupo de sociedades de T. Rowe Price, incluidas T. Rowe Price Associates, Inc. y/o sus filiales, reciben ingresos de los productos y servicios de inversión de T. Rowe Price. La rentabilidad pasada no es un indicador fiable de rendimiento futuro. El valor de una inversión y los ingresos que de ella se derivan pueden aumentar o disminuir. Los inversores podrían recuperar un importe inferior al invertido.

El material no constituye una distribución, oferta, invitación, recomendación o incitación general o personal para vender o comprar valores en cualquier jurisdicción o para llevar a cabo cualquier actividad de inversión particular. El material no ha sido revisado por ningún organismo regulador en ninguna jurisdicción.

La información y las opiniones aquí presentadas han sido obtenidas o derivadas de fuentes que se consideran fiables y actuales; ahora bien, no podemos garantizar la exactitud ni la exhaustividad de las fuentes. No existe garantía de cumplimiento de ninguna de las predicciones realizadas. Las opiniones incluidas en el presente documento corresponden a la fecha indicada en el mismo y pueden variar sin previo aviso; dichas opiniones pueden diferir de las de otras sociedades y/o socios del grupo T. Rowe Price. El material no podrá ser copiado ni redistribuido, total o parcialmente, bajo ninguna circunstancia, sin la autorización de T. Rowe Price.

El material no está destinado a ser utilizado por personas de jurisdicciones que prohíben o restringen la distribución del mismo y, en ciertos países, el material se proporcionará unicamente tras la previa solicitud específica del material.

No está destinado para su distribución a inversores minoristas en ninguna jurisdicción.

Artículo anterior

Julio 2020 / VIDEO

Qué vigilar en estos tiempos sin precedentes
Siguiente artículo

Julio 2020 / VIDEO

Cuatro razones por las que el crédito es ahora atractivo
202006‑1226191

Junio 2020 / MARKETS & ECONOMY

¿Cómo se comportarán sus activos en la siguien...

¿Cómo se comportarán sus activos en la siguiente fase?

¿Cómo se comportarán sus activos en la siguiente...

Puede que no sea como usted espera

Por Aadish Kumar

Aadish Kumar International Economist

Está saliendo del sitio web de T. Rowe Price

T. Rowe Price no es responsable del contenido de los sitios webs de otras compañías, incluyendo los datos de los retornos contenidos en los mismos. El retorno del pasado no garantiza futuros retornos de inversión.