Skip to main content

Septiembre 2020 / INVESTMENT INSIGHTS

La irrupción en escena de la Fed frena en seco la tendencia alcistas del USD

Por qué las medidas de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) podrían debilitar el dólar

Puntos clave

  • Los soportes clave del dólar estadounidense (USD) se han desvanecido.
  • Es probable que las medidas de estímulo de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) y el nuevo objetivo de inflación media mantengan bajo presión al dólar.
  • Las divisas del G-10 serán probablemente las que se beneficien más de la debilidad del dólar. En cambio, se espera que las monedas de los mercados emergentes sigan exhibiendo un comportamiento dispar.


El USD pierde brillo. Tras más de una década de apreciación, el USD ha ido debilitándose en los últimos meses frente a las divisas de otros países desarrollados. Durante nuestras últimas reuniones de política, el equipo de inversión analizó la dinámica subyacente a la evolución del USD y por qué la divisa podría estar enfrentándose a un punto de inflexión debido a las medidas de estímulo de la Fed.
 

Los drivers del USD han perdido fuerza

La trayectoria de apreciación que venía registrando el USD desde hace varios años contaba con el respaldo de dos factores clave. El primero era el diferencial del tipo de interés de referencia: el dólar llevaba años beneficiándose de un carry atractivo gracias a los tipos de interés más altos de Estados Unidos en comparación con plazas similares como Japón, la zona del euro y Suiza, donde los tipos de interés eran negativos. El segundo era el superior comportamiento de la economía estadounidense frente a otras grandes economías, como la zona euro.

En ambos frentes, las circunstancias han cambiado en 2020.

“Factores que han apoyado al dólar durante tanto tiempo han desaparecido este año, al bajar la Fed drásticamente los tipos de interés hasta casi cero y sufrir la economía estadounidense daños colaterales a raíz del parón de la actividad provocado por la pandemia”, señaló Quentin Fitzsimmons, gestor de cartera y miembro del equipo de inversión en renta fija.

El grave impacto del confinamiento en el importante sector de servicios estadounidense, junto con los problemas del país para controlar el virus, ha hecho que la recuperación económica de Estados Unidos haya sido hasta ahora más lenta que la de la mayoría de sus pares. Esto ha ejercido presión sobre el USD, que desde abril viene depreciándose frente a todas las demás divisas del G10.
 

Las políticas de la Fed podrían socavar las perspectivas del USD

La reciente decisión de la Fed de permitir que la inflación supere moderadamente su objetivo del 2% algunos años para compensar otros ejercicios en que no alcance dicho objetivo podría volver a debilitar al USD. “Si bien muchos participantes del mercado han interpretado las novedades de la Fed como positivas para los bonos del Tesoro de Estados Unidos (UST), a mi juicio, su efecto en el mercado de divisas será más patente”, afirmó Quentin Fitzsimmons. “De hecho, la Fed ha anunciado una estrategia de tipos de interés ‘ultra bajos durante más tiempo’, lo que hace que el rango objetivo de inflación se desvíe al alza. Esto probablemente presionará el dólar a la baja”.

Si bien muchos participantes del mercado han interpretado las novedades de la Fed como positivas para los bonos del Tesoro de Estados Unidos (UST), a mi juicio, su efecto en el mercado de divisas será más patente.

- Quentin Fitzsimmons, gestor de cartera

Otros posibles escollos para el USD son los programas de estímulos de la Fed. En respuesta a la pandemia de coronavirus, el banco central de Estados Unidos tomó medidas sin precedentes para apuntalar el buen funcionamiento de los mercados, lo que le llevó a recortar los tipos de interés, incrementar la compra de activos y anunciar nuevos programas de préstamos. Estas medidas continúan vigentes en una gran medida y se espera que se mantengan en un futuro previsible. “La Fed se ha comprometido a suministrar al mercado una amplia liquidez, lo que probablemente mantendrá al dólar bajo presión”, apuntó Quentin Fitzsimmons. “Los déficits fiscales aumentarán como resultado de la intervención en curso de la Fed, algo que ha sido negativo para la divisa en el pasado”.
 

Las divisas del G10 son más susceptibles de apreciarse

Hasta ahora, la depreciación del USD se ha limitado principalmente a las divisas de los países desarrollados. El euro, por ejemplo, se ha beneficiado mucho de la debilidad del dólar gracias a los grandes programas de estímulos fiscales y a una mejor gestión de la situación de la COVID-19 hasta la fecha, si bien los casos están aumentando de nuevo. “El euro aún tiene cierto de margen de apreciación frente al USD antes de que el Banco Central Europeo (BCE) recurra a la intervención verbal”, dijo Quentin Fitzsimmons.

El euro aún tiene cierto de margen de apreciación frente al USD antes de que el Banco Central Europeo (BCE) recurra a la intervención verbal

- Quentin Fitzsimmons, gestor de cartera

Por su parte, las divisas de los países de mercados emergentes (ME) se han beneficiado menos que las monedas de los mercados desarrollados del debilitamiento del USD debido a que la situación fiscal se ha deteriorado en muchos países de ME y los bancos centrales han recortado los tipos de interés para prestar apoyo a sus economías durante la pandemia. Fitzsimmons afirmó: “Algunos países de ME han dejado de lado la disciplina fiscal, lo cual está ejerciendo presión bajista sobre sus divisas”. El real brasileño y la lira turca destacan al respecto, al haber sufrido ambas fuertes caídas frente al USD este año.

La debilidad de las monedas de los países de ME ha dado lugar a algunas valoraciones muy atractivas, pero, habida cuenta del fuerte aumento de los riesgos y del incierto entorno de crecimiento, vemos imprescindible aplicar un enfoque selectivo. “Estamos especialmente interesados en las divisas que presentan un perfil razonablemente atractivo, junto con una estructura de baja volatilidad, como la rupia india, el sol peruano y el peso chileno”, señaló Fitzsimmons.

Otras divisas de ME exhiben riesgos de disrupción política. Por ejemplo, el renminbi chino (CNY) es un candidato claro al posicionamiento en corto para cubrir la cartera frente a un posible aumento de las tensiones sinoestadounidenses de cara a las elecciones presidenciales de Estados Unidos. “Al haber adoptado el presidente Donald Trump la estrategia de ‘culpar a China’ como eje central para su campaña a la reelección, el deterioro adicional de las relaciones entre Estados Unidos y China podría suponer un riesgo para el CNY”, dijo Quentin Fitzsimmons.

 

Información importante

Este material se proporciona únicamente a efectos informativos generales y/o de marketing. El material no constituye ni conlleva compromiso alguno de prestar asesoramiento de ninguna clase, incluido asesoramiento de inversión fiduciaria, ni tiene por objeto servir de base principal para una decisión de inversión. Se recomienda a los inversores potenciales que obtengan asesoramiento independiente de índole jurídica, financiera y fiscal antes de tomar cualquier decisión de invertir. El grupo de sociedades de T. Rowe Price, incluidas T. Rowe Price Associates, Inc. y/o sus filiales, reciben ingresos de los productos y servicios de inversión de T. Rowe Price. La rentabilidad pasada no es un indicador fiable de rendimiento futuro. El valor de una inversión y los ingresos que de ella se derivan pueden aumentar o disminuir. Los inversores podrían recuperar un importe inferior al invertido.

El material no constituye una distribución, oferta, invitación, recomendación o incitación general o personal para vender o comprar valores en cualquier jurisdicción o para llevar a cabo cualquier actividad de inversión particular. El material no ha sido revisado por ningún organismo regulador en ninguna jurisdicción.

La información y las opiniones aquí presentadas han sido obtenidas o derivadas de fuentes que se consideran fiables y actuales; ahora bien, no podemos garantizar la exactitud ni la exhaustividad de las fuentes. No existe garantía de cumplimiento de ninguna de las predicciones realizadas. Las opiniones incluidas en el presente documento corresponden a la fecha indicada en el mismo y pueden variar sin previo aviso; dichas opiniones pueden diferir de las de otras sociedades y/o socios del grupo T. Rowe Price. El material no podrá ser copiado ni redistribuido, total o parcialmente, bajo ninguna circunstancia, sin la autorización de T. Rowe Price.

El material no está destinado a ser utilizado por personas de jurisdicciones que prohíben o restringen la distribución del mismo y, en ciertos países, el material se proporcionará unicamente tras la previa solicitud específica del material.

No está destinado para su distribución a inversores minoristas en ninguna jurisdicción.

Artículo anterior

Septiembre 2020 / INVESTMENT INSIGHTS

La sostenibilidad reporta éxito en un mundo poscoronavirus
Siguiente artículo

Octubre 2020 / INVESTMENT INSIGHTS

Las elecciones presidenciales de Estados Unidos exacerban el entorno de incertidumbre
202009-1337986

Septiembre 2020 / INVESTMENT INSIGHTS

Oportunidades y riesgos en un entorno de...

Oportunidades y riesgos en un entorno de bajos rendimientos

Oportunidades y riesgos en un entorno de...

Por qué los inversores en renta fija deberían mirar más allá de los niveles de los...

Por Arif Husain

Arif Husain Portfolio Manager

Está saliendo del sitio web de T. Rowe Price

T. Rowe Price no es responsable del contenido de los sitios webs de otras compañías, incluyendo los datos de los retornos contenidos en los mismos. El retorno del pasado no garantiza futuros retornos de inversión.