Skip to main content

May 2020 / INVESTMENT INSIGHTS

Dynamic Global Bond Strategy, diseñada para ayudar en momentos de volatilidad

El gestor de la cartera, Arif Husain, hace un repaso de la reciente rentabilidad y comenta el futuro.

Puntos clave

  • El perfil líquido de la estrategia ha sido fundamental, porque nos ha permitido adaptarnos rápidamente a la nueva información y movimientos de precios.
  • Dynamic Global Bond (USD Hedged) Composite generó una rentabilidad positiva en el primer trimestre en un contexto de mayor volatilidad y fuerte corrección de los activos de riesgo.
  • Cabe esperar que la volatilidad se mantenga y los activos de riesgo sigan una recuperación con altibajos, en la que los desajustes de precios a corto plazo ofrecerán nuevas oportunidades.

 

Las últimas semanas y meses han servido como útil recordatorio, aunque aleccionador, de que la volatilidad puede producirse de forma repentina y virulenta. En febrero, los activos de riesgo como los mercados de renta variable estadounidenses marcaban máximos históricos; en marzo, estaban en modo crisis total. Las condiciones del mercado se complicaron considerablemente, los que nos permitió demostrar cómo Dynamic Global Bond Strategy puede comportarse bien como factor de estabilización de renta fija en momentos de tensión en los mercados. En este «Preguntas y Respuestas», el gestor principal de cartera Arif Husain describe los objetivos específicos que trata de conseguir la cartera y comenta cómo el compuesto de la estrategia generó rentabilidades positivas en el primer trimestre, en un momento en que muchos otros inversores en renta fija lo pasaron mal. 

P: Dados los acontecimientos recientes, ¿podría recordarnos cuáles son los objetivos de Dynamic Global Bond Strategy? 

La estrategia tiene tres objetivos principales: trata de generar ingresos periódicos/rentabilidades para nuestros clientes, minimizar las caídas y ofrecer una auténtica diversificación con respecto a los mercados de renta variable. La reciente inestabilidad de los mercados ha servido para recordarnos por qué la diversificación puede ser tan importante. Aunque activos de riesgo como la renta variable y el crédito sufrieron algunas de sus peores olas de ventas desde la crisis financiera global, Dynamic Global Bond (USD Hedged) Composite generó rentabilidades positivas. Para ello, nos centramos principalmente en la asignación a deuda pública, en lugar del riesgo de crédito, y aplicamos varias posiciones de cobertura defensivas para mantener equilibrado el riesgo en la cartera. Desde el punto de vista de la liquidez, esto nos dio la capacidad de actuar de forma dinámica y adaptarnos rápidamente a los cambios en el entorno de mercado, algo especialmente importante en periodos de volatilidad como el que hemos vivido recientemente.  

Objetivos principales de la estrategia

Objetivos principales de la estrategia

P: ¿Cómo estaba posicionada la estrategia al inicio del primer trimestre y cómo reaccionó al cambio de entorno? 

Al prever una mejora del crecimiento global, arrancamos 2020 con un posicionamiento totalmente erróneo, incluida una pequeña posición general de duración negativa y exposiciones de duración corta en países de calidad. Sin embargo, como decisión crucial, reaccionamos rápidamente a principios de febrero cuando nuestros analistas del sector salud y nuestro equipo de economistas expresaron su inquietud por la propagación del coronavirus y los riesgos para la economía global. Incrementamos considerablemente el perfil de duración general de la cartera en los activos denominados «refugio seguro»1, como los bonos del Tesoro estadounidense, y aumentamos nuestras posiciones de cobertura defensivas mediante posiciones cortas en índices de crédito y opciones de venta sobre acciones estadounidenses.  

P: ¿Qué posiciones han funcionado bien para la estrategia y cuáles no? 

Los cambios realizados en febrero —pasar de una posición de duración corta a una larga en EE. UU. e incrementar las posiciones de cobertura defensivas en los mercados de crédito y renta variable— fueron importantes fuentes de rentabilidad positiva del compuesto en el primer trimestre. La rápida evolución del coronavirus agitó los mercados financieros y provocó fuertes correcciones en activos de riesgo como la renta variable y el crédito, mientras que los bonos del Tesoro estadounidense repuntaron con fuerza al beneficiarse de una huida en masa hacia la calidad.  

Nuestra capacidad para actuar con agilidad y cambiar rápidamente la cartera también nos benefició durante el periodo. No nos limitamos a matener el posicionamiento de febrero durante el resto del trimestre, sino que hicimos cambios tácticos en nuestra asignación a bonos del Tesoro estadounidense cuando empezaron a mostrar un comportamiento irracional. Nuestra prioridad era mantener el elevado perfil de liquidez de la cartera, lo que nos dio la flexibilidad de perseguir nuevas oportunidades. Entre otras, incrementar la duración a países desarrollados que probablemente rebajarián los tipos de interés, como Australia y Corea del Sur. También incrementamos la inversión en mercados emergentes como Brasil, Rusia e Indonesia, ante la mayor flexibilidad de sus bancos centrales.  

Tabla de rentabilidad

(Gráfico 1) Rentabilidad de Dynamic Global Bond (USD Hedged) Composite frente al LIBOR a tres meses en dólares estadounidenses 

Tabla de rentabilidad

Periodos cerrados a 31 de mayo de 2020. 
Cifras calculadas en dólares estadounidenses. 
La rentabilidad pasada no es un indicador fiable de la rentabilidad futura. 
La línea de Valor añadido corresponde a la rentabilidad de Dynamic Global Bond (USD Hedged) Composite (antes de comisiones) menos el índice de referencia de la línea anterior. 
Las rentabilidades brutas se ofrecen antes de deducir las comisiones de gestión y demás comisiones, en su caso, pero tras deducir los gastos de operaciones. La rentabilidad una vez deducidas las comisiones recoge la deducción de la comisión de gestión más alta aplicable que se cobraría según el plan de comisiones incluido en el presente documento, sin la ventaja de interrupciones. Las rentabilidades brutas y netas incluyen la reinversión de los dividendos y se ofrecen una vez deducidas todas las retenciones fiscales no reclamables por dividendos, rendimientos en forma de intereses y plusvalías. 

Fuente: T. Rowe Price. 

No obstante, no todo funcionó bien para la cartera. Nos equivocamos con la crisis del petróleo con la exposición a bonos ligados a la inflación estadounidense, por ejemplo. También teníamos un sesgo corto en el dólar estadounidense antes de la crisis, frente a posiciones largas en divisas vinculadas a materias primas, como el rublo ruso y el dólar australiano, que lastraron la rentabilidad. Sin embargo, la apuesta por el riesgo equilibrado de la cartera contribuyó a que el impacto de dichas pérdidas fuese limitado. 

P: ¿Qué lecciones ha aprendido desde el lanzamiento de la estrategia que le hayan ayudado a sortear esta crisis? 

En primer lugar, hay que ser fieles a los objetivos. En los últimos años, la estrategia ha pasado por momentos difíciles en periodos de baja volatilidad y repuntes lentos de los mercados de riesgo. Esto se debe a que, para equilibrar el perfil de riesgo general de la cartera y actuar como verdadero factor de diversificación con respecto a los mercados de renta variable, deben mantenerse siempre posiciones defensivas, lo que puede lastrar la rentabilidad. En los dos últimos años, hemos trabajado intensamente para entender mejor el impacto de las primas de seguridad y cómo podemos minimizar el coste de nuestras posiciones de cobertura. Para ello, hemos ampliado el abanico de herramientas que utilizamos, para incluir instrumentos como swaps de rentabilidad total, y hemos utilizado nuestras estructuras relacionadas con opciones de diferenciales, cuyo coste inicial puede ser menor. Aunque estas estructuras normalmente ofrecen menos frutos durante las pequeñas correcciones de mercado, han resultado ser favorables en momentos de grandes vaivenes de precios, como sucedió en marzo.  

Rentabilidad en tiempos de volatilidad

(Gráfico 2) Rentabilidad mensual de Dynamic Global Bond (USD Hedged) Composite, antes de comisiones 

Rentabilidad en tiempos de volatilidad

A 31 de mayo de 2020.  
Cifras calculadas en dólares estadounidenses. 
La rentabilidad pasada no es un indicador fiable de la rentabilidad futura. 
Las rentabilidades brutas se ofrecen antes de deducir las comisiones de gestión y demás comisiones, en su caso, pero tras deducir los gastos de operaciones. Las rentabilidades brutas incluyen la reinversión de los dividendos y se ofrecen una vez deducidas todas las retenciones fiscales no reclamables por dividendos, rendimientos en forma de intereses y plusvalías. 
Fuente: T. Rowe Price. 

Otra lección importante de crisis anteriores es que la volatilidad normalmente no se mantiene elevada durante mucho tiempo, por lo que las ganancias deben monetizarse rápidamente para que su efecto dure. Teniendo esto en mente, durante la segunda mitad de marzo decidimos cerrar la mayoría de nuestras coberturas, tanto directas como relacionadas con opciones, para aprovechar los beneficios generados. Aunque no podemos decir que siempre hayamos aprovechado el punto álgido de la corrección del mercado, hemos aprendido de anteriores olas de ventas. Saber cuándo recoger beneficios es tan importante como adoptar posiciones de cobertura, ya que las ganancias pueden reducirse rápidamente cuando la volatilidad se estabiliza y los mercados repuntan. 

P: ¿Cuáles son sus perspectivas para los mercados de renta fija? 

A corto plazo, no hay que ir contra los bancos centrales. La recuperación de la que podría ser una de las contracciones económicas más profundas de los tiempos modernos probablemente será un proceso lento y lleno de tropiezos. En este tipo de condiciones, los mercados core, como los bonos del Tesoro estadounidense y otra deuda pública de alta calidad, podrían prosperar gracias a su estatus de «refugio seguro» en la renta fija global, reforzado recientemente por el respaldo al mercado de todos los principales bancos centrales.  

Creemos que los países de los mercados emergentes ofrecen excelentes oportunidades. Algunos bancos centrales han decidido lanzar su propia versión de la expansión cuantitativa, lo que dará un impulso a su respectiva deuda pública local, pero podría tener efectos negativos para sus divisas. 

A largo plazo, la capacidad para modificar rápidamente la posición de duración de la cartera será importante. Históricamente, a los principales bancos centrales, como la Reserva Federal, les ha interesado subir los tipos, alejándolos del 0%, y reducir gradualmente su balance tan pronto como pueden. Cuando veamos indicios de que los bancos centrales están menos dispuestos a respaldar los mercados, será momento de vender la duración principal y habrá que hacerlo rápidamente, pues existe la posibilidad real de que se produzca la reacción exagerada de 2013 (taper tantrum).  

En el universo corporativo, los desajustes siguen siendo la nota dominante. No todas las empresas sobrevivirán a esta crisis: Las tasas de impago probablemente aumentarán considerablemente durante el año. Muchas empresas también podrían perder su calificación investment grade. Sin embargo, no todo es pesimismo. Sigue habiendo algunas oportunidades excelentes en bonos corporativos que han sufrido fuertes desajustes de precios con respecto a los fundamentales. Nuestro análisis bottom up constituye un activo formidable que nos ayuda a descubrir las empresas que probablemente sobrevivirán e, igual de importante, las que debemos evitar. A finales de marzo, empezamos a añadir posiciones en ciertas emisiones corporativas y bonos titulizados que nuestros analistas señalaron como ideas de firme convicción a medio plazo. 

En efecto, los mercados financieros están en territorio inexplorado y habrá más periodos de volatilidad. Creemos que este entorno será favorable para nuestra estrategia, ya que tenemos la flexibilidad para adaptarnos rápidamente a los cambios en las condiciones del mercado e intentar aprovechar las anomalías y desajustes de precios que puedan producirse. Continuaremos aplicando nuestro fiable proceso de inversión. Encontrar el equilibrio correcto entre posiciones específicas de riesgo y posiciones más defensivas sigue siendo clave. 

 

GIPS® Información 
Dynamic Global Bond (USD Hedged) Composite
Periodo cerrado a 31 de diciembre de 2019
Cifras expresadas en dólares estadounidenses

1 Refleja la deducción del plan de comisiones más alto aplicable, sin la ventaja de interrupciones. La rentabilidad de la inversión y el valor del capital variarán. La rentabilidad pasada no es un indicador fiable de rendimiento futuro. La rentabilidad mensual del compuesto está disponible previa solicitud. Consulte más abajo la información adicional relacionada con los cálculos una vez deducidas las comisiones.
2 Del 31 de enero al 31 de diciembre de 2015.
3 Preliminar; sujeto a ajuste.

T. Rowe Price (TRP) ha elaborado y presentado este informe de conformidad con las Global Investment Performance Standards (GIPS®). TRP ha sido verificada de forma independiente durante el periodo de 23 años cerrado a 30 de junio de 2019 por KPMG LLP. El informe de verificación está disponible previa solicitud. La verificación evalúa si (1) la compañía ha cumplido todos los requisitos de configuración del compuesto de las normas GIPS en toda la compañía y (2) las políticas y procedimientos de la compañía han sido diseñadas para calcular y presentar la rentabilidad de conformidad con las normas GIPS. La verificación no garantiza la exactitud de ninguna presentación específica de un compuesto.

TRP es una sociedad de gestión de inversiones estadounidense con varios asesores de inversión registrados ante la Securities and Exchange Commission de EE. UU., la Financial Conduct Authority del Reino Unido y otros organismos reguladores de distintos países, y se postula como tal ante clientes potenciales a efectos de GIPS. Además, TRP se define a sí misma en virtud de GIPS como una gestora de inversiones discrecional que presta servicios principalmente a clientes institucionales respecto a diversos mandatos, que incluyen estrategias estadounidenses, internacionales y globales, pero excluyen los servicios del grupo Private Asset Management. El nivel mínimo de activos de las carteras de renta variable que se incluyen en los compuestos es de 5 millones de USD y, antes de enero de 2002, el mínimo era de 1 millón de USD. El nivel mínimo de activos para las carteras de renta fija y asignación de activos que se incluyen en los compuestos es de 10 millones de USD; antes de octubre de 2004, el mínimo era de 5 millones de USD y antes de enero de 2002 el mínimo era de 1 millón de USD. Las valoraciones se computan en dólares estadounidenses.

Las rentabilidades brutas se ofrecen antes de deducir las comisiones de gestión y demás comisiones, en su caso, pero tras deducir los gastos de operaciones. La rentabilidad una vez deducidas las comisiones recoge la deducción de la comisión de gestión más alta aplicable que se cobraría según el plan de comisiones incluido en el presente documento, sin la ventaja de interrupciones. Las rentabilidades brutas y netas incluyen la reinversión de los dividendos y se ofrecen una vez deducidas todas las retenciones fiscales  no reclamables por dividendos, rendimientos en forma de intereses y plusvalías. Con efecto desde el 30 de junio de 2013, la valoración y los activos gestionados de la cartera se calculan basándose en el precio de cierre del valor en su mercado respectivo. Las carteras anteriores que incluyen valores internacionales pueden haberse ajustado teniendo en cuenta acontecimientos posteriores del mercado. Las políticas de valoración de las carteras, cálculo de la rentabilidad y elaboración de presentaciones conformes están disponibles previa solicitud. La dispersión se mide por la desviación típica de todas las rentabilidades de la cartera ponderadas por activos representadas en un compuesto para el año completo. No se calcula la dispersión para aquellos compuestos en los que hay cinco o menos carteras.

La estrategia utiliza normalmente diversos instrumentos derivados como (entre otros) contratos de divisas a plazo, futuros sobre renta fija, swaps de tipos de interés, CDS, índices sintéticos y opciones sobre todos los instrumentos mencionados, principalmente para cubrir ciertos riesgos de mercado relacionados con el objetivo de la estrategia, para expresar oportunidades direccionales en mercados específicos y para facilitar la gestión de la liquidez. Los índices de referencia provienen de fuentes publicadas y pueden tener metodologías de cálculo, momentos de cálculo de precios y fuentes de divisas diferentes a las del  compuesto. La política del compuesto exige la eliminación temporal de cualquier cartera que registre una entrada o salida de capital importante solicitada por el cliente superior o igual al 15% de los activos de la cartera. La eliminación temporal de dicha cuenta tiene lugar al principio del periodo de medición en el que se produzca el flujo de caja importante y la cuenta vuelve a ser introducida en el compuesto el último día del mes en curso tras el flujo de caja. Hay disponible información adicional relacionada con el tratamiento de flujos de caja importantes, previa solicitud.

La lista de descripciones de compuestos de la entidad y/o su presentación de acuerdo con las normas GIPS® pueden facilitarse previa solicitud.

Dynamic Global Bond (USD Hedged) Composite. Dynamic Global Bond (USD Hedged) Composite trata de proporcionar rentabilidades constantes de la renta fija mediante una asignación flexible, dinámica y diversificada a instrumentos de deuda de todo el mundo. Esta estrategia sigue un enfoque integral y riguroso con respecto a la gestión del riesgo para proteger a los clientes frente a las pérdidas, y trata especialmente de proporcionar una diversificación suficiente en fases de corrección de los mercados de renta variable. (Creado en enero de 2015)

1 Se aplica un crédito transitorio al programa de comisiones cuando los activos se aproximan o caen por debajo del punto de equilibrio.

Riesgos: los riesgos siguientes son especialmente relevantes para la cartera:

Riesgo de ABS/MBS: estos títulos pueden estar sujetos a un mayor riesgo de liquidez, crédito, impago y tipos de interés que otros bonos. A menudo están expuestos al riesgo de cancelación anticipada y ampliación. Riesgo del China Interbank Bond Market (CIBM): la volatilidad del mercado y la posible falta de liquidez debido al bajo volumen de negociación de algunos títulos de deuda en el mercado interbancario de renta fija de China (CIBM) podría provocar importantes fluctuaciones de los precios de algunos títulos de deuda negociados en dicho mercado. Riesgo de bonos convertibles contingentes: los bonos convertibles contingentes tienen características similares a los bonos convertibles, con la principal excepción de que su canje está sujeto a condiciones predeterminadas denominadas «eventos desencadenantes», establecidos generalmente al ratio de capital y que pueden variar de una emisión a otra. Riesgo país (China): todas las inversiones en China están expuestas a riesgos similares a los de las inversiones en otros mercados emergentes. Además, los instrumentos adquiridos o mantenidos en relación con una licencia QFII (Inversores Institucionales Extranjeros Cualificados) o del programa Stock Connect podrían estar expuestos a riesgos adicionales. Riesgo país (Rusia y Ucrania:) en estos países, los riesgos relacionados con la custodia, las contrapartes y la volatilidad del mercado son mayores que en los países desarrollados. Riesgo de crédito: un bono o valor del mercado monetario podría perder valor si la situación financiera del emisor empeora. Riesgo de divisas: las fluctuaciones de los tipos de cambio podrían reducir las ganancias de la inversión o incrementar las pérdidas de la inversión. Riesgo de impago: los emisores de determinados bonos podrían no ser capaces de realizar los pagos de sus bonos. Riesgo de derivados: los derivados podrían provocar pérdidas muy superiores al coste del derivado. Riesgo de mercados emergentes: los mercados emergentes están menos consolidados que los mercados desarrollados y, por consiguiente, conllevan mayores riesgos. Riesgo de bonos high yield: un bono o título de deuda con calificación inferior a BBB- otorgada por Standard & Poor’s o una calificación equivalente, también denominado «inferior a investment grade», está expuesto generalmente a mayores rendimientos, pero también a mayores riesgos. Riesgo de tipos de interés: cuando los tipos de interés suben, los valores de los bonos descienden en general. Este riesgo es, por lo general, más elevado cuanto mayor sea el vencimiento de la inversión en un bono y cuanto mayor sea su calidad crediticia. Riesgo de concentración de emisores: en la medida en que una cartera invierta una parte importante de sus activos en títulos de un número reducido de emisores, su rentabilidad se verá más afectada por los acontecimientos que incidan en esos emisores.

Riesgo de liquidez: el riesgo de que algún título resulte difícil de valorar o vender en el momento y al precio deseados. Riesgo de cancelación anticipada y ampliación: en los títulos respaldados por hipotecas y por activos o cualquier otro título cuyo precio de mercado refleje normalmente la posibilidad de que los títulos se paguen antes del vencimiento, cualquier comportamiento inesperado de los tipos de interés podría afectar a la rentabilidad de la cartera. Riesgo de concentración sectorial: la rentabilidad de una cartera que invierte una parte importante de sus activos en un sector económico concreto (o, en el caso de las carteras de renta fija, en un segmento de mercado) se verá más afectada por los acontecimientos que incidan en ese sector o segmento del mercado de renta fija. 

Riesgos generales de las carteras

Riesgo de capital: el valor de la inversión variará y no está garantizado. Se verá afectado por las variaciones del tipo de cambio entre la divisa base de la cartera y la divisa de suscripción, si fueran distintas. Riesgo de contraparte: el riesgo de que una entidad en la que opere la cartera no cumpla sus obligaciones para con la cartera. Riesgo de concentración geográfica: en la medida en que una cartera invierta una parte importante de sus activos en una región geográfica específica, su rentabilidad se verá más afectada por los acontecimientos que incidan en dicha región. Riesgo de cobertura: los intentos de una cartera de eliminar o reducir determinados riesgos mediante cobertura podrían no dar los resultados esperados. Riesgo de carteras de inversión: la inversión en carteras conlleva ciertos riesgos a los que un inversor no haría frente en caso de invertir directamente en los mercados. Riesgo de gestión: en ocasiones, el gestor de inversiones o sus delegados podrían considerar que sus obligaciones con una cartera entran en conflicto con sus obligaciones con otras carteras de inversión que gestionan (aunque, en dichos casos, todas las carteras recibirán un tratamiento equitativo). Riesgo operativo: los fallos operativos podrían provocar interrupciones en la actividad de las carteras o pérdidas financieras.

Información importante

Este material se proporciona únicamente a efectos informativos generales y/o de marketing. El material no constituye ni conlleva compromiso alguno de prestar asesoramiento de ninguna clase, incluido asesoramiento de inversión fiduciaria, ni tiene por objeto servir de base principal para una decisión de inversión. Se recomienda a los inversores potenciales que obtengan asesoramiento independiente de índole jurídica, financiera y fiscal antes de tomar cualquier decisión de invertir. El grupo de sociedades de T. Rowe Price, incluidas T. Rowe Price Associates, Inc. y/o sus filiales, reciben ingresos de los productos y servicios de inversión de T. Rowe Price. La rentabilidad pasada no es un indicador fiable de rendimiento futuro. El valor de una inversión y los ingresos que de ella se derivan pueden aumentar o disminuir. Los inversores podrían recuperar un importe inferior al invertido.

El material no constituye una distribución, oferta, invitación, recomendación o incitación general o personal para vender o comprar valores en cualquier jurisdicción o para llevar a cabo cualquier actividad de inversión particular. El material no ha sido revisado por ningún organismo regulador en ninguna jurisdicción.

La información y las opiniones aquí presentadas han sido obtenidas o derivadas de fuentes que se consideran fiables y actuales; ahora bien, no podemos garantizar la exactitud ni la exhaustividad de las fuentes. No existe garantía de cumplimiento de ninguna de las predicciones realizadas. Las opiniones incluidas en el presente documento corresponden a la fecha indicada en el mismo y pueden variar sin previo aviso; dichas opiniones pueden diferir de las de otras sociedades y/o socios del grupo T. Rowe Price. El material no podrá ser copiado ni redistribuido, total o parcialmente, bajo ninguna circunstancia, sin la autorización de T. Rowe Price.

El material no está destinado a ser utilizado por personas de jurisdicciones que prohíben o restringen la distribución del mismo y, en ciertos países, el material se proporcionará unicamente tras la previa solicitud específica del material.

No está destinado para su distribución a inversores minoristas en ninguna jurisdicción.

Artículo anterior

May 2020 / INVESTMENT INSIGHTS

El valor de lo pequeño
Siguiente artículo

May 2020 / INVESTMENT INSIGHTS

La inflación no debería preocupar a los inversores a corto plazo
202005‑1185047

May 2020 / INVESTMENT INSIGHTS

Fixed Income Outlook: Authorities in Crisis...

Fixed Income Outlook: Authorities in Crisis Management Mode

Fixed Income Outlook: Authorities in Crisis...

Financial markets were hit by four crises in the first quarter

Por Arif Husain

Arif Husain Head of International Fixed Income

Enero 2020 / INVESTMENT INSIGHTS

Quarterly Outlook: Reflation Theme Gains...

Quarterly Outlook: Reflation Theme Gains Momentum

Quarterly Outlook: Reflation Theme Gains...

Por Arif Husain

Arif Husain Head of International Fixed Income

Está saliendo del sitio web de T. Rowe Price

T. Rowe Price no es responsable del contenido de los sitios webs de otras compañías, incluyendo los datos de los retornos contenidos en los mismos. El retorno del pasado no garantiza futuros retornos de inversión.