Skip to main content

Abril 2020 / INVESTMENT INSIGHTS

Asignación de activos global: perspectivas de abril

Descubra los últimos temas de los mercados globales y las perspectivas de las principales regiones del mundo


PERSPECTIVAS DE MERCADO

A 31 marzo de 2020

Amortiguando el golpe

Enseguida se anunciaron medidas fiscales para secundar las acciones adoptadas por los principales bancos centrales para contrarrestar los efectos inminentes de la pandemia de coronavirus. Los países del G-20 prometieron más de 5 billones de dólares estadounidenses (USD) en estímulos a través de una amplia gama de vías para prevenir los efectos en la economía mundial. Estados Unidos ha aprobado partidas de gasto de un importe récord de 2 billones de USD, casi el 10% de su producto interno bruto (PIB), entre las que figuran pagos directos a familias, así como préstamos y avales a sectores afectados, como aerolíneas, hoteles y hospitales. Otras economías importantes han seguido su ejemplo, con un énfasis similar de apoyo generalizado tanto a trabajadores como a empresas, grandes y pequeñas. Si bien las medidas adoptadas hasta ahora se han aprobado con gran rapidez, habrá que esperar meses para notar sus efectos y apreciar su impacto positivo en la economía. Solo el tiempo nos dirá si estos esfuerzos serán suficientes para compensar los daños sufridos hasta ahora. Cuanto más tiempo esté paralizada la economía mundial por culpa de la pandemia, más medidas de apoyo serán necesarias para su recuperación.

¿Cuán bajo podrán caer?

Los precios del petróleo bajaron más de un 60% en el primer trimestre, con muchos títulos petroleros perdiendo más de la mitad de su valor. Por si el efecto destructivo de demanda por el cese temporal de la actividad impuesto a raíz del coronavirus no fuera ya suficientemente pernicioso, el problema ya acuciante del exceso de suministro se vio agravado por la guerra de cuota de mercado entre Arabia Saudita y Rusia, un conflicto que afortunadamente ya muestra indicios de resolución. A pesar de que el desplome del petróleo ha dado lugar a los precios de los carburantes más bajos en décadas, mientras estén en vigor las actuales medidas de distanciamiento social, ni los consumidores ni las compañías aéreas podrán beneficiarse de dicho abaratamiento. Con precios cercanos a los 20 USD por barril, muchos productores están operando bastante por debajo de su umbral de rentabilidad, sobre todo los productores de esquisto estadounidenses, que a pesar de estos bajos niveles de precios se mantienen operativos para generar flujo de caja. Tras dispararse los rendimientos por encima del 10%, es evidente el aumento del riesgo en el mercado high yield estadounidense (USHY), con una exposición al sector energético cercana al 10%. Aun cuando la batalla entre los miembros de la OPEP+ podría estar resuelta, los persistentes desequilibrios estructurales y la gravedad de la recesión económica seguirán penalizando al sector.

Saneamiento de emergencia

Al enfrentarse los mercados a fuertes descensos a raíz del brote de coronavirus, las tensiones de liquidez en los mercados de deuda agravaron la situación: al salir en tropel de los bonos, los inversores se vieron incapaces de hallar compradores en el mercado abierto y tuvieron que vender a niveles nada atractivos. Parte de este problema puede atribuirse a la dispersión de los operadores y al ingente volumen de salidas de los bonos, pero el quid de la cuestión radica en la regulación más exigente de la actividad bancaria que entró en vigor tras la crisis financiera mundial, que limita la capacidad de los bancos de apalancar sus balances, restringiendo el número de compradores en dicho mercado. En respuesta a la inminente crisis de liquidez, la Fed inyectó rápidamente una enorme cantidad de liquidez en los mercados (relajación cuantitativa (QE) ilimitada y abierta, al igual que compras de bonos corporativos y municipales), con la esperanza de crear un suelo para el precio de la deuda. Por ahora, las medidas extremas parecen estar aliviando parte de las tensiones, ya que los mercados de crédito han mostrado signos de estabilización. Con todo, está por ver si estas medidas bastarán para sacar a los mercados de esta crisis; de lo contrario, es posible que la Fed tenga que demostrar lo que quería decir con su famoso “cueste lo que cueste”

Para ver las perspectivas por regiones, descargue el PDF.

 

 

Información importante.

Este material se proporciona únicamente a efectos informativos generales y/o de marketing. El material no constituye ni conlleva compromiso alguno de prestar asesoramiento de ningún tipo, incluido asesoramiento de inversión fiduciaria, ni pretende servir de base primordial para decisiones de inversión. Se recomienda a los inversores potenciales recabar asesoramiento independiente de índole jurídica, financiera y fiscal antes de tomar cualquier decisión de inversión. El grupo de sociedades de T. Rowe Price, incluidas T. Rowe Price Associates, Inc. y/o sus filiales, reciben ingresos de los productos y servicios de inversión de T. Rowe Price. La rentabilidad pasada no es un indicador fiable de rendimiento futuro. El valor de una inversión y los ingresos que de ella se derivan pueden incrementarse o disminuir. Los inversores podrían recuperar un importe inferior al invertido.

El material no constituye una distribución, oferta, invitación, recomendación general o personal o incitación para vender o comprar títulos en cualquier jurisdicción o para llevar a cabo cualquier actividad de inversión particular. El material no ha sido revisado por ningún organismo regulador en ninguna jurisdicción.

La información y las opiniones aquí presentadas han sido obtenidas o derivadas de fuentes que se consideran fiables y actuales; ahora bien, no podemos garantizar la exactitud ni la exhaustividad de las fuentes. No hay garantía de que ninguna previsión se cumpla. Las opiniones incluidas en el presente corresponden a la fecha de redacción y pueden variar sin previo aviso; dichas opiniones pueden diferir de las de otras sociedades y/o socios del grupo T. Rowe Price. El material no podrá ser copiado ni redistribuido, total o parcialmente, bajo ninguna circunstancia, sin la autorización de T. Rowe Price.

No está previsto el uso del material por parte de personas en jurisdicciones en las que esté prohibida o restringida la distribución del material, y en algunos países el material se proporciona previa solicitud específica.

No está destinado para su distribución a inversores minoristas en ninguna jurisdicción.

Artículo anterior

Abril 2020 / INVESTMENT INSIGHTS

¿Liderará China la recuperación económica post-coronavirus?
Siguiente artículo

Abril 2020 / VIDEO

Por qué no importa conocer el suelo absoluto del mercado
202004‑1146872

Marzo 2020 / INVESTMENT INSIGHTS

Asignación de activos global: perspectivas...

Asignación de activos global: perspectivas de marzo

Asignación de activos global: perspectivas de marzo

Por Yoram Lustig

Yoram Lustig Head of Multi-Asset Solutions, EMEA

Febrero 2020 / INVESTMENT INSIGHTS

Asignación de activos global: perspectivas...

Asignación de activos global: perspectivas de febrero

Asignación de activos global: perspectivas de febrero

Por Yoram Lustig

Yoram Lustig Head of Multi-Asset Solutions, EMEA

Enero 2020 / Investment Insights

Asignación de activos global: Perspectivas...

Asignación de activos global: Perspectivas de enero

Asignación de activos global: Perspectivas de enero

Asignación de activos global: Perspectivas de enero

Por Yoram Lustig

Yoram Lustig Head of Multi-Asset Solutions, EMEA

Está saliendo del sitio web de T. Rowe Price

T. Rowe Price no es responsable del contenido de los sitios webs de otras compañías, incluyendo los datos de los retornos contenidos en los mismos. El retorno del pasado no garantiza futuros retornos de inversión.