Skip to main content

May 2020 / INVESTMENT INSIGHTS

Disrupción acelerada

La digitalización de la economía se acelera en medio de la pandemia del coronavirus

Puntos clave

  • La digitalización de un buen número de industrias y mercados se ha acelerado durante la pandemia del coronavirus.
  • Las plataformas de Internet funcionan mejor cuanto mayor es el número de usuarios que atraen, lo que genera un potente efecto de red y ventajas de escala.
  • Aun reconociendo las ventajas de las empresas más grandes, no ahorramos esfuerzos en analizar y reunirnos con las empresas emergentes recién llegadas a la industria, que siguen siendo fuentes potentes de innovación y disrupción.


La pandemia del coronavirus ha causado estragos en la economía mundial y el sector tecnológico no ha salido indemne. Las cadenas de suministro se han visto bajo presión, y la demanda de muchos tipos de hardware y servicios se ha contraído, al aplazar las empresas sus inversiones y pasar los consumidores por dificultades. Llevamos tiempo reuniéndonos y colaborando (últimamente, de forma virtual) con los equipos directivos de muchas de las empresas en cartera que, ahora más que nunca, están tratando de adaptarse a esta situación sin precedentes.

Pero junto con los desafíos también se presentan oportunidades, tanto para empresas como para inversores. Muchas de las principales empresas tecnológicas han seguido generando ingresos y beneficios crecientes durante la crisis, e incluso las cotizaciones de algunas han alcanzado nuevos máximos. Dado que en todo el mundo la gente ahora trabaja, compra y consume ocio en casa, las empresas que proporcionan la infraestructura para la economía en línea han visto dispararse la demanda de sus servicios, lo que les ha permitido ampliar su posición dominante.

Aun siendo probable que parte de la preferencia por lo «online» desaparezca cuando reabran los centros comerciales, las oficinas y los cines, creemos que muchos de los cambios observados en los últimos meses se tornarán permanentes. Así, por ejemplo, trabajar desde casa a tiempo completo podría volverse más común, especialmente ahora que 300 millones de personas han experimentado la videoconferencia a través de Zoom. Y muchos millones más han tenido sus primeras experiencias de hacer la compra en línea, por lo que cabe esperar que algunos valoren la comodidad incluso después de que desaparezca la emergencia sanitaria. A nuestro juicio, la crisis actual, al igual que muchas otras antes que ella, solo ha acelerado cambios que ya estaban en marcha.1
 

Todas las empresas deben digitalizarse

Especialmente ahora que hay tanta gente incapaz o reacia a salir de casa, las empresas de todos los tamaños y casi cualquier sector de actividad están dándose cuenta de la importancia de tener una relación digital con sus clientes. Tanto si son compradores minoristas como socios comerciales, los clientes desean tener la posibilidad de buscar productos y realizar un seguimiento de sus compras en línea. Por su parte, las empresas descubren que la interacción en línea con los clientes reporta grandes eficacias y ahorros de costes, aparte de permitirles recoger datos valiosos sobre la evolución de los gustos y preferencias de los consumidores.

Una vez conseguida la escala necesaria, las empresas pueden aprender con mayor rapidez, recoger más datos y mejorar adicionalmente sus productos...

Pero no basta con simplemente recabar datos y mantener una presencia virtual. Las empresas deben ser capaces de organizar grandes series de datos antes de que puedan extraer ideas útiles de los mismos, garantizando al mismo tiempo que sus sitios web y procesos de servicio al cliente funcionen siempre a la perfección. Las compañías también han de asegurar y proteger datos estratégicos, razón por la que la seguridad cibernética está siendo la categoría de gasto con el crecimiento más rápido en el sector de tecnología de la información (TI). El reto para el inversor es centrarse en las firmas que están haciendo las inversiones que generarán rentabilidades reales.
 

Las operadoras de plataformas han ampliado su posición dominante

En este nuevo mundo digitalizado, la escale es crucial. Las empresas que tienen más reservas de capital que desplegar pueden invertir en la última tecnología, lo cual, a su vez, atrae más clientes. Una vez conseguida la escala necesaria, las empresas pueden aprender con mayor rapidez, recoger más datos y mejorar adicionalmente sus productos, lo que a su vez les permitirá captar más clientes, mejorar la rentabilidad e invertir más. La retroalimentación positiva continúa, redundando en un enorme crecimiento para algunas empresas, aunque provocando disrupción en los mercados.

Los gigantes tecnológicos más representativos de este fenómeno son las operadoras de plataformas líderes a nivel mundial: una lista de empresas que normalmente incluye Facebook, Alphabet (Google), Apple y Amazon.com en Estados Unidos, así como Alibaba y Tencent en China. Estas empresas han estado a la vanguardia de un nuevo modelo de negocio que no consiste solo en usar Internet para vender sus productos y servicios, sino también en mantener comunidades digitales que conectan compradores y vendedores, al igual que creadores de contenido y sus audiencias. Estas plataformas han ofrecido más valor conforme captaban más usuarios: un ejemplo clásico de lo que se ha dado en denominar “efecto de red”. A casi nadie que esté intentando localizar a un viejo amigo se le ocurriría buscar en otro sitio que no sea Facebook, por ejemplo; mientras que la mayoría de los compradores que desean comprar un cacharro de cocina raro acudiría primero a Amazon.
 

El modelo plataforma está generalizándose

Los recursos informáticos en línea que ofrecen Amazon Web Services, Microsoft Azure y otras firmas han fomentado el desarrollo de la industria del software basado en la nube. Los proveedores de «software como servicio» (SaaS) operan mediante abonos y permiten a los clientes ajustar su gasto en software al alza o a la baja para adaptarse a la evolución de sus necesidades de negocio. Liberadas de la necesidad de pagar por paquetes de software complejos que tal vez nunca usen –además de los servidores y del personal técnico necesario para operarlos y mantenerlos– las empresas pueden invertir más en mejorar su capacidad de producción. No es de extrañar que las firmas de SaaS de mayor tamaño y éxito tengan tasas de retención de clientes muy elevadas.

Una tendencia que hemos observado en nuestras últimas visitas a Silicon Valley es que algunas de las principales empresas de SaaS están siguiendo el modelo plataforma. Un ejemplo destacado es ServiceNow, un proveedor líder de software diseñado para ayudar a las empresas a automatizar los flujos de trabajo y gestionar su infraestructura informática. La nueva Now Platform de la compañía permite a los clientes construir sus propias aplicaciones de flujo de trabajo usando sencillas herramientas de “arrastrar y soltar”, evitando la necesidad de una codificación compleja. La flexibilidad y facilidad de uso de la Now Platform podría ayudarle a expandir su cartera de clientes incluso en sectores distintos de las tecnologías de la información.
 

Las principales empresas de semiconductores se verán favorecidas por la mejora de la estructura de la industria

Los principales operadores de la industria de semiconductores también han incrementado su dominio en los últimos diez años. En parte, ello refleja el impacto de la crisis financiera mundial de 2008, que impulsó una drástica racionalización de la capacidad y dio lugar a una completa reestructuración de la industria. En el mercado de memoria, el número de grandes operadores globales cayó a tres y cuatro en los segmentos DRAM y NAND, respectivamente. La consolidación ha reforzado el poder sobre los clientes de las operadoras restantes y el control del ciclo de oferta les permite mejorar sus márgenes. La creciente demanda de los centros de datos a hiperescala que dan servicio a la nube debería favorecer enormemente a estas empresas bien posicionadas.

También se ha producido una formidable consolidación en el mercado de semiconductores analógicos, si bien todo apunta a que la demanda de estos chips que convierten la luz, la temperatura y otras señales físicas en digitales se acelerará. Este crecimiento obedece a la proliferación del Internet de las cosas, que está haciendo que se incorporen chips a todo tipo de dispositivos inteligentes. El sector del automóvil es un consumidor especialmente voraz de chips analógicos, siendo probable que su apetito continúe creciendo al ponerse en circulación más vehículos eléctricos y autónomos. Unos mercados finales más amplios para las empresas de semiconductores ayudan a diversificar los ingresos, redundando potencialmente en crecimiento y rentabilidad más sostenibles.

Los semiconductores de potencia, que regulan el flujo de electricidad en los dispositivos, también están proliferando en toda la economía digitalizada. La alemana Infineon Technologies es el productor más grande del mundo de estos chips, muy utilizados en sistemas de control de potencia industrial y cada vez más importantes en la industria del automóvil. Es el segundo mayor proveedor de chips para fabricantes de automóviles.
 

Los desafíos del diseño de chips de vanguardia

La creciente demanda de chips de vanguardia para flujos de trabajo intensivos en tecnología informática y el aumento de los costos asociados a la producción de estos semiconductores avanzados brindan una importante ventaja potencial a un selecto grupo de empresas líderes, al que en su momento describimos como un grupo de empresas “imprescindibles”. La intensidad en capital de la industria está aumentando: las empresas invierten cada vez más en nuevas técnicas y equipos de producción, permitiendo una ampliación de la “Ley de Moore” —el patrón de 50 años de duplicación periódica del número de transistores que pueden caber en un chip.

El coste de diseñar chips se ha disparado ante el creciente desafío de las leyes de la física

(Gráfico 1) El coste de diseñar chips se ha disparado ante el creciente desafío de las leyes de la física.

The cost of designing chips has increased rapidly as laws of physics are tested.

Julio de 2018.
Fuente: Synopsys—Informe IBS de julio de 2018.
Los chips más avanzados se producen usando procesos de fabricación cada vez más pequeños, expresados en nanómetros (nm).

Creemos que un ejemplo de este tipo de empresa es Synopsys, un líder en software de automatización de diseño electrónico al que recurren los ingenieros para comprender cómo funcionarán conjuntamente los miles de millones de componentes que integran un chip. Al complicarse cada vez más la fabricación de chips avanzados por las leyes de la física, vemos cada vez más indispensable el uso de tecnologías de equipos y software de última generación. La mejora de la estructura de la industria, junto con el uso generalizado de chips en un número cada vez mayor de dispositivos y la creciente complejidad de su fabricación han creado un sector con potencial de rentabilidades superiores.
 

La mejora de la estructura de la industria, junto con el uso generalizado de chips en un número cada vez mayor de dispositivos y la creciente complejidad de su fabricación han creado un sector con potencial de rentabilidades superiores.


Los medios de comunicación y los nuevos “efectos de red”

Al igual que anunciantes y minoristas, la industria de los medios de comunicación se ha visto totalmente alterada por las plataformas online que ofrecen una mejor experiencia de cliente. El principal disruptor ha sido Netflix, que contaba con 167 millones de abonados a finales de 2019. A diferencia de las emisoras tradicionales, Netflix no se ve limitada por las fronteras, y la empresa ha venido registrando su crecimiento más rápido en los mercados internacionales. La colosal cartera de abonados y robustas capacidades de datos de la empresa han permitido a Netflix ser la primera en percibir nuevas tendencias entre los espectadores y crear contenido dirigido a ellos, como demuestra el éxito de la empresa desarrollando películas y series originales de gran relevancia.

Los “efectos de red” de Netflix

(Gráfico 2) La presencia global confiere ventajas sobre la competencia.

Los “efectos de red” de Netflix

A 31 de diciembre de 2019.
Fuentes: declaraciones de la compañía. Los datos desglosados de abonados internacionales de Netflix solo están disponibles desde 1T17.

El mercado de streaming se ha visto inundado con la entrada de otros competidores en estos últimos años pero, a nuestro juicio, es probable que solo sobrevivan las grandes plataformas. Si bien ha sido la última en llegar, Walt Disney cuenta con los recursos necesarios para operar a escala multinacional y podría tratar de aprovechar su propiedad intelectual en línea aún más, ahora que sus parques temáticos están cerrados. Por su parte, Apple y Amazon's Prime podrían también revelarse competidores duraderos, pero creemos que la mayoría de los abonados podrían considerarlos como suplementos de su cuenta principal de Netflix. Curiosamente, la pandemia del coronavirus ha reforzado la posición de Netflix frente a sus rivales. Con los estudios de rodaje cerrados, Netflix cuenta con la ventaja de poder echar mano de su enorme biblioteca multinacional de contenido previamente filmado.
 

La Inteligencia Artificial también podría favorecer a las grandes empresas de Internet

Las candidatas con más probabilidades para dominar la Inteligencia Artificial (IA) serán, en nuestra opinión, empresas que reúnen estas tres atributos: el mejor procesamiento informático, las mayores bases de datos y los mejores científicos de datos, características todas ellas de las grandes plataformas actuales, que ya están haciendo grandes avances en este campo. Google fue pionera en IA y ahora está desarrollando unidades de procesamiento tensorial, un nuevo tipo de chip diseñado para redes neuronales, los sistemas informáticos diseñados para imitar las funciones cerebrales. Netflix y otras plataformas orientadas al consumidor están desplegando la IA y el aprendizaje automático para desarrollar un mejor contenido, además de recomendaciones más precisas para los usuarios y una mejor orientación de la publicidad.

...la pregunta interesante para los inversores podría no ser cómo compiten en IA las grandes empresas de Internet, sino más bien cómo la IA se propaga a otras industrias.

De hecho, esperamos que los gigantes de Internet acaben ofreciendo IA a guisa de infraestructura bajo demanda. Por ejemplo, una empresa podría enviar un conjunto de datos no estructurado a Google o Amazon, los cuales desplegarían uno de sus algoritmos para limpiar los datos y ayudar a guiar a los clientes a tomar mejores decisiones. Aquí, también, la pregunta interesante para los inversores podría no ser cómo compiten en IA las grandes empresas de Internet, sino más bien cómo se expande la IA a otras industrias. Nos mantendremos especialmente vigilantes para ver cómo la IA cambia la industria de los servicios financieros y T. Rowe Price está invirtiendo en este campo y aprovechando su potencial.
 

Dada la alta probabilidad de que los gigantes tecnológicos se hagan cada vez más grandes, ¿plantea amenazas la regulación?

Amazon.com, Facebook, Google y otras plataformas dominantes han sido objeto de escrutinio por su tamaño y la amplitud de los mercados a los que se dirigen. El impacto de la pandemia del coronavirus es una prueba más de esta tendencia, que esperamos que continúe. Con todo, creemos que dista mucho de estar claro que las plataformas actuales, a diferencia de Ma Bell y otras firmas dominantes en el pasado, estén asfixiando la innovación y perjudicando al consumidor. En realidad, podría afirmarse lo contrario: el “efecto Amazon” ha hecho bajar los precios de venta al por menor y servicios populares como Google Maps o Instagram son gratuitos. El reconocimiento de los servicios prestados por las plataformas durante la pandemia también ha cambiado el tono del debate, al menos temporalmente.

Pero, ¿sigue siendo una amenaza tal concentración de poder de mercado? Los reguladores, políticos y jueces podrían llegar a conclusiones diferentes y los inversores tendrán que prestar atención, puesto que el debate sigue en el aire. Somos igualmente conscientes de que cualquier nuevo marco regulador podría terminar beneficiando a las empresas más grandes, ya que las empresas más pequeñas no suelen poder soportar nuevas cargas de cumplimiento.
 

No ignoramos a las empresas emergentes

A pesar de las ventajas de algunas de las grandes empresas, los inversores podrían hallar algunas de las mejores oportunidades de inversión en empresas más jóvenes y de menor tamaño. En parte, esto se debe a que las reservas de fondos de los gigantes de la industria han crecido tan espectacularmente que pueden permitirse el lujo de quitar de en medio a cualquier empresa emergente prometedora comprándola a un precio razonable.

El potencial de absorción es una razón de nos ha llevado a analizar en profundidad el creciente mercado de títulos no cotizados de empresas tecnológicas. Ahora bien, explorar oportunidades en empresas no cotizadas también mejora nuestra comprensión de la dinámica competitiva y nos ayuda a percatarnos de inmediato de los posibles cambios en el ecosistema. En muchos casos, estamos en situación de posicionarnos como socios con estas empresas y conocerlas antes de su salida a bolsa. Cuando una compañía completa su oferta pública inicial, nuestro profundo conocimiento de sus puntos fuertes y oportunidades puede ayudarnos a actuar con rapidez, lo que podría ayudarnos a obtener un mejor resultado para nuestros clientes.

Incluso en estos momentos en que el mundo está luchando contra la pandemia, la innovación continúa a un ritmo rápido, y las poderosas tendencias de crecimiento secular que esperamos que creen valor en el sector tecnológico se mantienen intactas. Al parecer, aún estamos en una fase relativamente temprana de una edad de oro para la innovación tecnológica, ya que el extraordinario poder de Internet ha permitido una creación de valor sin precedentes, tanto para las empresas como para los inversores.

 

Información importante.

Este material se proporciona únicamente a efectos informativos generales y/o de marketing. El material no constituye ni conlleva compromiso alguno de prestar asesoramiento de ningún tipo, incluido asesoramiento de inversión fiduciaria, ni pretende servir de base primordial para decisiones de inversión. Se recomienda a los inversores potenciales recabar asesoramiento independiente de índole jurídica, financiera y fiscal antes de tomar cualquier decisión de inversión. El grupo de sociedades de T. Rowe Price, incluidas T. Rowe Price Associates, Inc. y/o sus filiales, reciben ingresos de los productos y servicios de inversión de T. Rowe Price. La rentabilidad pasada no es un indicador fiable de rendimiento futuro. El valor de una inversión y los ingresos que de ella se derivan pueden incrementarse o disminuir. Los inversores podrían recuperar un importe inferior al invertido.

El material no constituye una distribución, oferta, invitación, recomendación general o personal o incitación para vender o comprar títulos en cualquier jurisdicción o para llevar a cabo cualquier actividad de inversión particular. El material no ha sido revisado por ningún organismo regulador en ninguna jurisdicción.

La información y las opiniones aquí presentadas han sido obtenidas o derivadas de fuentes que se consideran fiables y actuales; ahora bien, no podemos garantizar la exactitud ni la exhaustividad de las fuentes. No hay garantía de que ninguna previsión se cumpla. Las opiniones incluidas en el presente corresponden a la fecha de redacción y pueden variar sin previo aviso; dichas opiniones pueden diferir de las de otras sociedades y/o socios del grupo T. Rowe Price. El material no podrá ser copiado ni redistribuido, total o parcialmente, bajo ninguna circunstancia, sin la autorización de T. Rowe Price.

No está previsto el uso del material por parte de personas en jurisdicciones en las que esté prohibida o restringida la distribución del material, y en algunos países el material se proporciona previa solicitud específica.

No está destinado para su distribución a inversores minoristas en ninguna jurisdicción.

Artículo anterior

May 2020 / INVESTMENT INSIGHTS

Las expectativas de consenso podrían estar sobrevalorando la evolución de la recuperación
Siguiente artículo

May 2020 / INVESTMENT INSIGHTS

Preguntas y respuestas con David Eiswert
202005‑1183620
FONDO RELACIONADO
SICAV
Clase I USD
ISIN LU1244139827
Fondo global con posibilidad de invertir en compañías de todo tipo de capitalizaciones que pueden beneficiarse de la innovación en tecnología. Invertimos en alrededor de 30 a 80 ideas de alta convicción para tratar de identificar temáticas de crecimiento secular y empresas posicionadas para beneficiarse de los cambios.
Ver más...
Rentabilidad a 3 años
(Anualizada)
23,03%
Volumen del fondo
(USD)
$1,2MM

May 2020 / WEBCAST

Tecnología y coronavirus: la digitalización...

Tecnología y coronavirus: la digitalización de la economía cobra fuerza

Tecnología y coronavirus: la digitalización...

Alan Tu comparte las últimas reflexiones del equipo técnico

Por Alan Tu

Alan Tu Portfolio Manager

May 2020 / INVESTMENT INSIGHTS

Las cinco fases de una crisis de mercado

Las cinco fases de una crisis de mercado

Las cinco fases de una crisis de mercado

De la negación a la aceptación

Por Yoram Lustig

Yoram Lustig Head of Multi-Asset Solutions, EMEA

Está saliendo del sitio web de T. Rowe Price

T. Rowe Price no es responsable del contenido de los sitios webs de otras compañías, incluyendo los datos de los retornos contenidos en los mismos. El retorno del pasado no garantiza futuros retornos de inversión.