Skip to main content

Marzo 2020 / INVESTMENT INSIGHTS

Se necesitaba una contundente respuesta de política fiscal tras las inyecciones de liquidez de la Reserva Federal

Los inversores temen que la influencia de los bancos centrales haya llegado a su límite.

Puntos clave

  • Las acciones decididas de los bancos centrales no han logrado impedir el desplome de las bolsas ni la debilidad de los mercados de crédito, lo que indicaría que los inversores temen que no se esté haciendo lo suficiente.
  • Los bancos centrales han actuado contundentemente para atajar los problemas de liquidez, pero los gobiernos tienen que responder con medidas de política fiscal eficaces.
  • Para recuperar la estabilidad, son necesarias pruebas contundentes de que los países que han tomado medidas draconianas están teniendo éxito y de que otros están haciendo lo correcto.

Las medidas agresivas de los bancos centrales de todo el mundo para atenuar el impacto financiero del brote de coronavirus no han conseguido tranquilizar a los mercados bursátiles y de crédito, lo que insta a los gobiernos a responder a la crisis con medidas fiscales más contundentes.

A pesar de que las acciones de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) y de otros bancos centrales han sido audaces, no han bastado para compensar la avalancha de malas noticias en torno al brote, volviendo a poner en evidencia que hay un límite a lo que los bancos centrales pueden lograr por sí solos. Para que la estabilidad vuelva a los mercados, podrían ser necesarias pruebas fehacientes de que algunos países están logrando atajar al coronavirus, ofreciendo un curso de acción claro a los que vienen más atrás. Entretanto, y aun siendo harto improbable un tipo de interés de referencia negativo en Estados Unidos, es posible que los rendimientos de la deuda pública estadounidense (UST) caigan por debajo de cero si la demanda de activos refugio sigue siendo fuerte.

Descargue el documento completo.

Información importante

Este material se proporciona únicamente a efectos informativos generales y/o de marketing. El material no constituye ni conlleva compromiso alguno de prestar asesoramiento de ninguna clase, incluido asesoramiento de inversión fiduciaria, ni tiene por objeto servir de base principal para una decisión de inversión. Se recomienda a los inversores potenciales que obtengan asesoramiento independiente de índole jurídica, financiera y fiscal antes de tomar cualquier decisión de invertir. El grupo de sociedades de T. Rowe Price, incluidas T. Rowe Price Associates, Inc. y/o sus filiales, reciben ingresos de los productos y servicios de inversión de T. Rowe Price. La rentabilidad pasada no es un indicador fiable de rendimiento futuro. El valor de una inversión y los ingresos que de ella se derivan pueden aumentar o disminuir. Los inversores podrían recuperar un importe inferior al invertido.

El material no constituye una distribución, oferta, invitación, recomendación o incitación general o personal para vender o comprar valores en cualquier jurisdicción o para llevar a cabo cualquier actividad de inversión particular. El material no ha sido revisado por ningún organismo regulador en ninguna jurisdicción.

La información y las opiniones aquí presentadas han sido obtenidas o derivadas de fuentes que se consideran fiables y actuales; ahora bien, no podemos garantizar la exactitud ni la exhaustividad de las fuentes. No existe garantía de cumplimiento de ninguna de las predicciones realizadas. Las opiniones incluidas en el presente documento corresponden a la fecha indicada en el mismo y pueden variar sin previo aviso; dichas opiniones pueden diferir de las de otras sociedades y/o socios del grupo T. Rowe Price. El material no podrá ser copiado ni redistribuido, total o parcialmente, bajo ninguna circunstancia, sin la autorización de T. Rowe Price.

El material no está destinado a ser utilizado por personas de jurisdicciones que prohíben o restringen la distribución del mismo y, en ciertos países, el material se proporcionará unicamente tras la previa solicitud específica del material.

No está destinado para su distribución a inversores minoristas en ninguna jurisdicción.

Artículo anterior

Marzo 2020 / INVESTMENT INSIGHTS

Renta variable global: aceptar la incertidumbre
Siguiente artículo

Marzo 2020 / INVESTMENT INSIGHTS

El auge de los bonos verdes
202003-1121712

Febrero 2020 / INVESTMENT INSIGHTS

Why Deleveraging Is The True Culprit Weighing...

Why Deleveraging Is The True Culprit Weighing On Global Growth

Why Deleveraging Is The True Culprit Weighing On Global Growth

Fears over “secular stagnation” appear to be overdone.

Por Nikolaj Schmidt

Nikolaj Schmidt Chief International Economist

Febrero 2020 / INVESTMENT INSIGHTS

Coronavirus Concerns Shift to New Outbreak...

Coronavirus Concerns Shift to New Outbreak Areas

Coronavirus Concerns Shift to New Outbreak Areas

Spread of virus and policy responses will govern long-term impact

Por Chris Kushlis

Chris Kushlis Credit Analyst

Está saliendo del sitio web de T. Rowe Price

T. Rowe Price no es responsable del contenido de los sitios webs de otras compañías, incluyendo los datos de los retornos contenidos en los mismos. El retorno del pasado no garantiza futuros retornos de inversión.