Skip to main content

Marzo 2020 / INVESTMENT INSIGHTS

Renta variable global: aceptar la incertidumbre

Utilizar nuestros conocimientos, experiencia y recursos para encontrar el mejor resultado para los clientes.


A pesar de los mediocres beneficios empresariales y de la persistente incertidumbre geopolítica (con la guerra comercial sino-estadounidense como principal motivo), 2019 fue un año excelente para los mercados. Arrancamos 2020 con expectativas de crecimiento positivas y moderadamente mejores. Los índices de los gestores de compras (PMI) parecían estar tocando fondo, seguía habiendo una abundante liquidez en el mercado y las perspectivas de beneficios empresariales estaban mejorando. Sin embargo, apenas dos meses después del Año Nuevo, los mercados financieros se han visto vapuleados por el brote de coronavirus en rápida propagación y el colosal desplome de los precios del petróleo.

Naturalmente, la volatilidad reciente es muy comprensible dado el temor de los mercados a lo desconocido, con la magnitud y longevidad del impacto del coronavirus como definición de “desconocido”. No obstante, si bien tiempos como los actuales son un desafío para los inversores, también pensamos que pueden ayudar a agudizar la convicción en las inversiones subyacentes, especialmente en aquellas que deberían sobreponerse de manera sostenible a este periodo.


Mantener una respuesta calmada y reflexiva

Desde la crisis financiera mundial, hemos sido testigos tanto de volatilidad como de oportunidades a una escala sin precedentes. Este es el último capítulo de un extraordinario ciclo de renta variable y, sin dejar de centrar nuestros esfuerzos actuales en la selección de títulos y el control de riesgos, estamos viendo nuestras decisiones en un marco más amplio de cuatro influencias clave:

  • Tipos de interés
  • Petróleo
  • Elecciones presidenciales estadounidenses
  • Coronavirus

…tiempos como los actuales son un desafío para los inversores pero, a nuestro juicio, también pueden ayudar a agudizar la convicción en las inversiones subyacentes...

Las recientes bajadas de los tipos de interés y estímulos monetarios aplicados son generalmente positivos para la renta variable, pero tienen sus límites y actualmente se enfrentan a las otras cuestiones clave arriba citadas, que constituyen factores de riesgo reales e inciertos.

Si bien un repunte de la oferta de petróleo normalmente sería positivo para las perspectivas mundiales, dado que la mayoría de las economías son importadoras netas de energía, la experiencia de 2015–2016 puso de manifiesto que caídas de precios tan grandes y rápidas pueden hacer más daño que bien, especialmente a través de los mercados de crédito si hacen que se pongan en entredicho los balances de las compañías del sector.

…nuestra exposición a valores de calidad y orientados al crecimiento resultó relativamente positiva.

El desplome del petróleo ciertamente ha acelerado la convergencia de las expectativas de los tipos de interés de los bancos centrales y de los rendimientos de la deuda a largo plazo. Los fondos de la Reserva Federal ya descuentan nuevos recortes y un tipo terminal potencial cercano al 0% antes del segundo semestre de 2020. Con la política monetaria a punto de tocar techo, cabe esperar una respuesta fiscal renovada y coordinada para ayudar a sostener las economías, en un intento de hacer frente a la crisis a corto plazo en los niveles de actividad económica.

Al mismo tiempo, también hay que seguir de cerca la evolución de las elecciones presidenciales estadounidenses dado su carácter imprevisible y el hecho de que es la plaza más representada en la cartera.

En cuanto a las perspectivas de la renta variable ajustada por riesgo, hace tiempo que dejamos de ver el mundo en blanco y negro, percibiendo ahora toda una gama de grises. Como señalamos en últimas perspectivas de T. Rowe Price: Por qué sigo confiando en los mercados emergentes, habíamos reducido el grado de riesgo dentro de la cartera en el arranque de 2020, dada la necesidad de mantener una cartera equilibrada y de responder al mosaico de oportunidades de riesgo y rentabilidad.

Si bien la volatilidad ha sido espectacular y no hemos podido evitar completamente la reciente corrección de la renta variable, nuestra cartera de títulos de calidad y orientados al crecimiento nos ha ayudado en términos relativos. Justo antes de este período de inestabilidad, nuestro beta1 era neutral y nos habíamos beneficiado igualmente de una excelente temporada de resultados para muchas de las empresas en las que estamos invertidos. El mercado ha recompensado a las firmas que publicaron fuertes beneficios, castigando al mismo tiempo a las compañías con resultados menos sólidos, lo que ha dado lugar a una amplia dispersión de rentabilidades.

Al sentirnos cómodos con la sostenibilidad y las perspectivas de crecimiento a medio plazo de muchas de las empresas en cartera, no hemos realizado ningún cambio global o estratégico en la misma a raíz del reciente episodio de volatilidad de mercado. En su mayoría, nuestras operaciones recientes buscaban reposicionar la cartera marginalmente a favor de empresas de alta calidad que cotizan con valoraciones mucho más razonables.

 

Probado y contrastado

Los principios de inversión de la estrategia, que se centran en la selección de títulos y en un enfoque meticuloso de la construcción de cartera, se han visto contrastados en estos tiempos más volátiles, al igual que en otros períodos de crisis. Nuestra capacidad para generar alfa2 en mercados tanto alcistas como bajistas durante los más de 10 años que llevamos gestionando la estrategia nos hace confiar en nuestro enfoque.

Y lo que es más importante, la profundidad de nuestro análisis y la escala de nuestra plataforma global de análisis nos proporcionan un grado de certeza adicional de que hemos comprobado y conocemos exhaustivamente las empresas en las que invertimos.

Nuestro enfoque sigue siendo buscar empresas con negocios sostenibles y en crecimiento en sectores sólidos que ofrecen también una oportunidad de valoración con potencial alcista de alta convicción. Por consiguiente, seguimos centrándonos en lo que hacemos bien: seleccionar valores que conocemos a fondo (flujos de caja y crecimiento de beneficios sostenible) con negocios no reconocidos ni valorados adecuadamente por los mercados.

 

¿Qué nos depara el futuro?

Por supuesto, sin querer subestimar el impacto a corto plazo del brote de coronavirus, la historia nos enseña que eventos como este tienden a brindar oportunidades a inversores con una orientación a largo plazo Es probable que veamos más volatilidad en las próximas semanas y meses hasta que haya una mayor certidumbre sobre el impacto económico del brote, pero ello no debería alterar la tesis fundamental a largo plazo de muchas de las empresas en las que estamos invertidos.

Independientemente de cuánto dure este período de incertidumbre, estamos tomando decisiones basadas en nuestros procesos de análisis e investigación, sin dejarnos llevar por la psicología del miedo.

Independientemente de cuánto dure este período de incertidumbre, estamos tomando decisiones basadas en nuestros procesos de análisis y de investigación, sin dejarnos llevar por la psicología del miedo.

Si hay algo positivo que cabría extraer de la reciente volatilidad, es que la conversación se ha alejado rápidamente de las “valoraciones extremas” a las que los inversores aludían como una barrera para invertir. A nuestro juicio, dado nuestro enfoque de inversión a más largo plazo, el temor de los demás seguirá brindándonos oportunidades atractivas que simplemente no existían hace dos meses en los mercados globales.

Información importante.

Este material se proporciona únicamente a efectos informativos generales y/o de marketing. El material no constituye ni conlleva compromiso alguno de prestar asesoramiento de ningún tipo, incluido asesoramiento de inversión fiduciaria, ni pretende servir de base primordial para decisiones de inversión. Se recomienda a los inversores potenciales recabar asesoramiento independiente de índole jurídica, financiera y fiscal antes de tomar cualquier decisión de inversión. El grupo de sociedades de T. Rowe Price, incluidas T. Rowe Price Associates, Inc. y/o sus filiales, reciben ingresos de los productos y servicios de inversión de T. Rowe Price. La rentabilidad pasada no es un indicador fiable de rendimiento futuro. El valor de una inversión y los ingresos que de ella se derivan pueden incrementarse o disminuir. Los inversores podrían recuperar un importe inferior al invertido.

El material no constituye una distribución, oferta, invitación, recomendación general o personal o incitación para vender o comprar títulos en cualquier jurisdicción o para llevar a cabo cualquier actividad de inversión particular. El material no ha sido revisado por ningún organismo regulador en ninguna jurisdicción.

La información y las opiniones aquí presentadas han sido obtenidas o derivadas de fuentes que se consideran fiables y actuales; ahora bien, no podemos garantizar la exactitud ni la exhaustividad de las fuentes. No hay garantía de que ninguna previsión se cumpla. Las opiniones incluidas en el presente corresponden a la fecha de redacción y pueden variar sin previo aviso; dichas opiniones pueden diferir de las de otras sociedades y/o socios del grupo T. Rowe Price. El material no podrá ser copiado ni redistribuido, total o parcialmente, bajo ninguna circunstancia, sin la autorización de T. Rowe Price.

No está previsto el uso del material por parte de personas en jurisdicciones en las que esté prohibida o restringida la distribución del material, y en algunos países el material se proporciona previa solicitud específica.

No está destinado para su distribución a inversores minoristas en ninguna jurisdicción.

Artículo anterior

Marzo 2020 / INVESTMENT INSIGHTS

Asignación de activos global: perspectivas de marzo
Siguiente artículo

Marzo 2020 / INVESTMENT INSIGHTS

Se necesitaba una contundente respuesta de política fiscal tras las inyecciones de liquidez de la Reserva Federal
202003-1116098
FONDO RELACIONADO
SICAV
Clase I USD
ISIN LU0382933116
Cartera orientada al growth compuesto normalmente por entre 150 y 200 empresas, que aprovecha las mejores ideas de nuestro equipo de análisis global. El fondo ofrece una amplia exposición al universo de renta variable global, tanto de mercado desarrollados como emergentes, invirtiendo en unos 30 países.
Ver más...
Rentabilidad a 3 años
(Anualizada)
16,37%
Volumen del fondo
(USD)
$476,8m

Enero 2020 / vídeo

Global Growth Equity Strategy - Introduction...

Global Growth Equity Strategy - Introduction video

Global Growth Equity Strategy - Introduction video

Por Scott Berg

Scott Berg Portfolio Manager

Marzo 2020 / BLOG

Manual de crisis: el miedo a perder y a arrepe...

Manual de crisis: el miedo a perder y a arrepentirse

Manual de crisis: el miedo a perder y a arrepentirse

Encarar los retos y las oportunidades potenciales de la volatilidad del mercado

Por David J. Eiswert

David J. Eiswert Portfolio Manager

Está saliendo del sitio web de T. Rowe Price

T. Rowe Price no es responsable del contenido de los sitios webs de otras compañías, incluyendo los datos de los retornos contenidos en los mismos. El retorno del pasado no garantiza futuros retornos de inversión.