Marzo 2020 / INVESTMENT INSIGHTS

Cambios realizados por el Comité de Asignación de Activos

En medio de la volatilidad, seguimos siendo disciplinados en nuestro proceso.

Puntos clave

  • Dado que el coronavirus perturba la vida y el comercio en todo el mundo, es esencial coordinar las políticas monetarias y fiscales para mitigar su incidencia en las economías del mundo.
  • Es probable que varios países desarrollados de Europa y Asia entren en recesión a mediados de 2020 y cada vez hay más probabilidades de que la economía estadounidense se contraiga.
  • Hemos ido ampliando gradualmente nuestras posiciones en renta variable, ya que las valoraciones están empezando a descontar un descenso sustancial del crecimiento económico y de los beneficios empresariales.

 

P. ¿Cuál es su opinión sobre el entorno actual?

Creemos que las autoridades mundiales están ahora más coordinadas en sus respuestas para frenar el impacto del coronavirus en la economía mundial. La Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) y otros grandes bancos centrales han reducido drásticamente los tipos de interés, prometiendo al mismo tiempo la reactivación de medidas agresivas de relajación cuantitativa. Tanto Estados Unidos como muchos otros países están implementando igualmente estímulos fiscales para apuntalar sus economías. En nuestra opinión, las medidas contundentes adoptadas por las autoridades económicas son importantes para proporcionar estabilidad y liquidez a los mercados volátiles.

El impacto global del coronavirus en el crecimiento económico y los beneficios empresariales vendrá determinado en una gran medida por la duración de la crisis. A corto plazo, es probable que varias economías desarrolladas de Europa y Asia entren en recesión en el primer semestre de 2020, siendo igualmente muy altas las probabilidades de que la economía de Estados Unidos se contraiga en los próximos trimestres.
 

P. ¿Qué acciones están tomando en este entorno?

Reajuste disciplinado

Ante las drásticas correcciones que están registrando los activos de riesgo, las clases de activos más defensivas, como los títulos de deuda pública estadounidense (UST), se han vuelto cada vez más caras. En este entorno, seguimos centrándonos en reequilibrar nuestras carteras con disciplina. Nuestra exposición a bonos corporativos investment-grade de primer orden y UST de largo vencimiento, que últimamente han tenido un sólido comportamiento, ha proporcionado una fuente natural de financiación para reequilibrar la cartera ampliando posiciones en renta variable, que ha corregido a la baja.

Ampliaciones comedidas

Aun cuando sería aventurado anticipar un fondo para la actual corriente bajista de los activos de riesgo, confiamos en que los mercados se normalicen una vez que pasen los efectos del coronavirus. Dado nuestro horizonte de inversión a largo plazo, estamos reforzando gradualmente las posiciones hasta la media allí donde vemos valoraciones atractivas.

Hemos ampliado selectivamente nuestras posiciones en renta variable, ya que las valoraciones están empezando a descontar una contracción sustancial del crecimiento económico y un descenso de los beneficios empresariales. Hemos financiado estas inversiones recortando bonos corporativos investment-grade de primer orden, cuyos precios y riesgos han repuntado al ampliarse sus duraciones.

Dentro de la renta variable estadounidense, aun manteniendo nuestra sobreponderación de acciones growth, hemos moderado nuestra infraponderación de títulos value, que han quedado muy a la zaga de sus pares growth tras la reciente corrección del mercado. Si bien la renta variable value es más cíclica, sus valoraciones, comparadas con las de los títulos growth, han alcanzado niveles extremos, por lo que podría registrar un repunte más pronunciado cuando remita la volatilidad.
 

P. ¿De qué indicadores de mercado clave están más pendientes?

Estamos haciendo un seguimiento activo de la crisis a nivel macro, al igual que de su impacto en la liquidez del mercado y de los riesgos para el crédito y los fundamentales de las empresas.

Estamos haciendo un seguimiento activo de la crisis a nivel macro, al igual que de su impacto en la liquidez del mercado y de los riesgos para el crédito y los fundamentales de las empresas. Las correcciones recientes no son el resultado de una crisis financiera, pero un período prolongado de incertidumbre podría exacerbar las tensiones financieras y de liquidez. Ahora bien, a nuestro juicio, a la vista de su respuesta contundente, los bancos centrales están firmemente decididos a mitigar estas tensiones.

También estamos muy pendientes de cómo los países de todo el mundo están respondiendo para contener la propagación del virus. Si bien es cierto que las medidas monetarias y fiscales podrían contrarrestar los impactos económicos potenciales en las próximas semanas y meses, los inversores están ansiosos por ver pruebas que confirmen que la propagación del coronavirus ha llegado a su punto de inflexión y empieza a remitir. Los datos que sugieren una desaceleración de las infecciones nuevas será un catalizador clave para la estabilización de los mercados.
 

P. ¿Cuál era su grado de anticipación previa a la corrección actual?

Nuestro enfoque de inversión multiactivo hace hincapié en una amplia diversificación, así como en la importancia de la gestión activa, un horizonte a largo plazo y una perfecta comprensión de los riesgos en cada nivel de la cartera.

Diversificación: Si bien la drástica corrección de los activos de riesgo ha sido generalizada, las pérdidas de nuestras carteras multiactivo diversificadas se han visto contrarrestadas por las asignaciones a deuda pública de países centrales, ya que los rendimientos han alcanzado niveles mínimos históricos en medio de la huida hacia los activos de calidad. En particular, las asignaciones estratégicas a UST de vencimientos largos como contrapeso a la renta variable han contribuido sustancialmente a la rentabilidad en el entorno actual, ayudando a compensar las pérdidas de los mercados bursátiles y proporcionando liquidez.

Gestión activa: Con el avance de la crisis, es cada vez más importante comprender el impacto no solo en una determinada clase de activos concreta, sino también en cada empresa individual. Nuestras capacidades de análisis global nos proporcionan un conocimiento cabal de cada posición de la cartera.

Las correcciones indiscriminadas y generalizadas pueden brindar a los inversores activos la oportunidad de comprar empresas de calidad a valoraciones ‘ganga’. Nuestra capacidad para reequilibrar carteras recortando las posiciones en deuda cara y ampliando su exposición a renta variable (que se ha abaratado significativamente), nos permite liberar fondos que invertir en empresas de calidad cuando hallamos valores a precios muy rebajados.

Horizonte a largo plazo: Nuestra asignación de activos táctica contempla un horizonte temporal de 6-18 meses, con énfasis en las valoraciones relativas. Nuestro horizonte de inversión a largo plazo nos permite la paciencia y la flexibilidad necesarias para ampliar posiciones cuando los mercados sufren correcciones severas. A nuestro juicio, a medida que los efectos del coronavirus empiecen a disminuir, la volatilidad remitirá y los mercados volverán a centrarse en los fundamentales.

Enfoque centrado en el riesgo: Hacemos hincapié en la gestión del riesgo en cada nivel de nuestro proceso de inversión multiactivo. A la hora de diseñar nuestras carteras nos esforzamos al máximo en entender cabalmente los riesgos potenciales vs rentabilidad de cada posición; por ello, procuramos construir carteras que puedan hacer frente a una amplia gama de entornos de mercado. Esto se logra incorporando elementos de diversificación con bajas correlaciones entre sí, lo que permite mitigar el riesgo general de cartera.

 

 

Información importante.

Este material se proporciona únicamente a efectos informativos generales y/o de marketing. El material no constituye ni conlleva compromiso alguno de prestar asesoramiento de ningún tipo, incluido asesoramiento de inversión fiduciaria, ni pretende servir de base primordial para decisiones de inversión. Se recomienda a los inversores potenciales recabar asesoramiento independiente de índole jurídica, financiera y fiscal antes de tomar cualquier decisión de inversión. El grupo de sociedades de T. Rowe Price, incluidas T. Rowe Price Associates, Inc. y/o sus filiales, reciben ingresos de los productos y servicios de inversión de T. Rowe Price. La rentabilidad pasada no es un indicador fiable de rendimiento futuro. El valor de una inversión y los ingresos que de ella se derivan pueden incrementarse o disminuir. Los inversores podrían recuperar un importe inferior al invertido.

El material no constituye una distribución, oferta, invitación, recomendación general o personal o incitación para vender o comprar títulos en cualquier jurisdicción o para llevar a cabo cualquier actividad de inversión particular. El material no ha sido revisado por ningún organismo regulador en ninguna jurisdicción.

La información y las opiniones aquí presentadas han sido obtenidas o derivadas de fuentes que se consideran fiables y actuales; ahora bien, no podemos garantizar la exactitud ni la exhaustividad de las fuentes. No hay garantía de que ninguna previsión se cumpla. Las opiniones incluidas en el presente corresponden a la fecha de redacción y pueden variar sin previo aviso; dichas opiniones pueden diferir de las de otras sociedades y/o socios del grupo T. Rowe Price. El material no podrá ser copiado ni redistribuido, total o parcialmente, bajo ninguna circunstancia, sin la autorización de T. Rowe Price.

No está previsto el uso del material por parte de personas en jurisdicciones en las que esté prohibida o restringida la distribución del material, y en algunos países el material se proporciona previa solicitud específica.

No está destinado para su distribución a inversores minoristas en ninguna jurisdicción.

Artículo anterior

Marzo 2020 / VIDEO

Las cuatro fases de las crisis de crédito y el momento presente
Siguiente artículo

Marzo 2020 / INVESTMENT INSIGHTS

La volatilidad del mercado del petróleo probablemente va a continuar
202003‑1123677

Está saliendo del sitio web de T. Rowe Price

T. Rowe Price no es responsable del contenido de los sitios webs de otras compañías, incluyendo los datos de los retornos contenidos en los mismos. El retorno del pasado no garantiza futuros retornos de inversión.