PRICE POINT - IN BRIEF

Japón: tres motores del mercado para los próximos tres años

Archibald Ciganer , Portfolio Manager

Puntos clave

  • El mercado de renta variable japonés está experimentando cambios estructurales importantes, lo que podría tener efectos positivos a largo plazo para los inversores.

  • El creciente activismo, la mejora del gobierno corporativo y el auge del emprendimiento podrían determinar las rentabilidades de la renta variable japonesa por muchos años.

  • El cambio estructural que está teniendo lugar en el mercado de renta variable japonés es positivo, significativo y permanente.

El mercado de renta variable japonés está experimentando cambios importantes, con efectos positivos a largo plazo para los inversores. La mejora del entorno empresarial y los fundamentales de las empresas de Japón ya es evidente: se refleja en los beneficios empresariales récord, el aumento del retorno al accionista y la fuerte afluencia de inversión extranjera. En los últimos años han surgido tres importantes factores de mercado —creciente activismo, mejora del gobierno corporativo y auge del emprendimiento— que creemos respaldarán a la renta variable japonesa por muchos años.  

Pese a todas las mejoras del mercado y los flujos de inversión a Japón de los últimos años, muchos siguen considerándolo un mercado de «dinero rápido», es decir, una apuesta a corto plazo por los ciclos macroeconómicos o de la divisa. Esta idea de Japón como inversión pasajera y oportunista volvió a ponerse de manifiesto a finales de 2018. Durante las ventas masivas de la renta variable global, las acciones japonesas cayeron más que ningún otro gran mercado de renta variable. 

Sin embargo, diversos factores indican que esta perspectiva a corto plazo es errónea. Los beneficios empresariales récord, el aumento de los repartos de dividendos y recompras de acciones, así como la creciente actividad de fusiones y adquisiciones muestran una realidad muy diferente, de cambio y mejora más sostenibles.

El activismo de los accionistas provoca cambios alentadores en el comportamiento  de los directivos

Muchas empresas japonesas se han gestionado históricamente de forma ineficiente, lastradas por la tradición y una cultura de gestión conservadora. Los inversores activistas han ganado cada vez más relevancia en  los últimos años, tratando de sacar partido de esta ineficiencia para liberar  valor para  los accionistas.

Los inversores activistas llevan mucho tiempo demostrando que son una fuerza de cambio en el mercado de renta variable estadounidense y su impacto se está dejando notar ahora en Japón. Las presiones de los inversores extranjeros para lograr mejores rentabilidades y reformas de gobierno corporativo han alentado a los activistas en su cruzada por una mejor gestión de las empresas japonesas. El primer ministro, Shinzo Abe, ha dado su apoyo a los activistas, al declarar que la interacción activa ayuda a mejorar el valor al accionista y que espera reforzar la tendencia a un diálogo más constructivo con las  empresas.

Los inversores activistas llevan mucho tiempo demostrando que son una fuerza de cambio en el mercado de renta variable estadounidense y su impacto se empieza notar en Japón.
- Archibald Ciganer Portfolio Manager, T. Rowe Price Japan Equity Strategy

La tradición japonesa fuertemente arraigada del respeto y la cultura empresarial basada en las relaciones han impedido históricamente que los accionistas confronten abiertamente a la dirección de las empresas. Las propuestas de aquellos lo suficientemente audaces para plantear un desafío casi siempre eran derrotadas. O bien eran bloqueadas por accionistas favorables o fracasaban porque los fondos nacionales no ejercían los derechos de voto de sus acciones para evitar perturbar las relaciones empresariales.


Sin embargo, esta situación está cambiando rápidamente, debido sobre todo al atractivo de altos niveles de valor del accionista sin explotar. Los inversores activistas están obligando a empresas deficientemente gestionadas a liberar ese valor, al defender mayores repartos a los accionistas o mejores inversiones de las posiciones líquidas para obtener mayores tasas de rentabilidad.

Y lo que es más importante, este empuje por el cambio se produce en un momento de transición generacional en el mundo corporativo japonés. Los líderes de las empresas van siendo sustituidos gradualmente por equipos directivos más jóvenes y progresistas que son más receptivos a la interacción de los accionistas.

En la temporada de asambleas de junio de 2018, un número récord de 42 empresas cotizadas japonesas hicieron frente a propuestas, superando el récord anterior de 40 establecido hace solo un año.1 Esta temporada marcó también el récord de diez empresas enfrentadas a propuestas presentadas por accionistas activistas.2
 

Aunque aún estamos en los primeros albores, la relevancia de los inversores activistas no deja de crecer. Su enfoque positivo y actitud constructiva les ha hecho ganarse gradualmente el apoyo de otros accionistas.


Mientras tanto, en mayo de 2017, se revisó el Código de Administración de Japón, que ahora exige a los accionistas institucionales divulgar públicamente sus votaciones en asamblea para cada una de sus inversiones. Esto hace que a los accionistas institucionales les resulte más difícil justificar su abstención o voto en contra de cualquier propuesta de accionistas racional y adecuada. Dado que las propuestas de los activistas buscan resultados razonables y constructivos —como aumentos del dividendo sensatos desde el punto de vista financiero o la mejora del gobierno corporativo— ahora tienen más posibilidades de lograr el apoyo de los inversores institucionales.

Las directrices del Gobierno adoptadas en 2018 sobre la transparencia acerca de los «accionariados estratégicos» corporativos (como los accionariados cruzados basados en relaciones) también deberían alentar a los inversores activistas. Esta práctica era objeto de preocupación desde hace mucho tiempo, pero ante las nuevas directrices, el número de accionariados cruzados del mercado de renta variable japonés ya ha empezado a  disminuir.

La mejora del gobierno corporativo refuerza la disciplina del capital

Se han aprobado nuevos códigos de gobierno corporativo con una rapidez y determinación inesperadas, lo que en la práctica supone un cambio del terreno de juego para las empresas niponas. Donde antes apenas había directrices, ahora existe un marco claro que insta a las empresas a centrarse en la gestión financiera y el aumento del retorno al  accionista.

El mercado japonés fue durante mucho tiempo a la zaga de EE. UU. y Europa en cuanto a las rentabilidades totales pagadas a los accionistas. Sin embargo, la brecha se está cerrando rápidamente. Las empresas están pagando dividendos más altos e incrementando las recompras de acciones. A su vez, las mayores rentabilidades financieras están atrayendo una mayor inversión extranjera, hasta el punto de que los inversores extranjeros son ahora el mayor grupo de accionistas de Japón.


(Gráfico 1) El potencial para liberar valor sin explotar en Japón está provocando  cambios

 

Número de asambleas de empresas japonesas con propuestas relacionadas con la eficiencia del capital sometidas a  votación

A 31 de diciembre de 2018

 

 

 

* Datos de 2018 a 30 de junio de 2018.
Fuente: Institutional Shareholder Services.


Se trata de un cambio importante. Los inversores extranjeros esperan un nivel de enfoque en el accionista y disciplina del capital comparable al de sus homólogos europeos o estadounidenses. Con el aumento de la inversión extranjera, estos accionistas van a ser cada vez más influyentes, elevando incluso más el listón para las empresas japonesas.

Un buen ejemplo de esta influencia podemos verlo en la configuración de los consejos de administración de las empresas japonesas. Hace 20 años, era muy difícil encontrar una sola empresa con un administrador independiente en su consejo. En la actualidad, casi todas las empresas japonesas cuentan con al menos dos administradores externos independientes. Este cambio se ha producido principalmente por las expectativas y la influencia de los inversores extranjeros. Al  mismo tiempo, una generación más joven de líderes empresariales está adoptando un enfoque de gobierno corporativo más favorable a los inversores. Esto incluye celebrar más reuniones de empresa en inglés, para ofrecer garantías adicionales a los accionistas extranjeros.

El elemento fundamental es que la mejora del entorno empresarial japonés se encuentra en un círculo virtuoso: cuanto más mejore el entorno de inversión, mayor será el potencial de rentabilidades para los inversores, lo que puede atraer mayores flujos de inversión al mercado.

La vuelta del espíritu emprendedor de Japón está creando nuevos líderes

El entorno empresarial japonés ha sido siempre algo contradictorio: con una cultura tradicionalmente conservadora en conflicto con la fortaleza del país en tecnología e innovación. Sin embargo, durante gran parte de las dos últimas décadas, la debilidad del crecimiento y la inflación han anulado prácticamente el espíritu emprendedor.

No obstante, en los últimos años la continua recuperación económica y del mercado de Japón ha revertido en cierto modo esta tendencia, con la aparición de un creciente número de start-ups y negocios nicho, una tendencia alentada también por un cambio cultural. Mientras que los jóvenes del pasado preferían trabajar para grandes corporaciones multinacionales, atraídos por la promesa de seguridad y empleo para toda la vida, la juventud actual sigue cada vez más a la occidental en su preferencia por empresas más pequeñas y emprendedoras. Entretanto, dado que los gigantes tecnológicos como los FAANG (Facebook, Amazon, Apple, Netflix, Google) han arrebatado cuota de mercado a las poderosas empresas japonesas del pasado, se ha puesto en cuestión la creencia tradicional de que las grandes empresas consolidadas son siempre estables y ofrecen empleos para siempre.

 

(Gráfico 2) De arriba abajo: la mejora del gobierno corporativo es una tendencia clara e irreversible

 

La mayoría de los consejos de administración de las empresas japonesas* cuentan actualmente con administradores independientes

A 31 de diciembre de 2018

 

 

* En el índice Tokyo Stock Exchange First Section (TOPIX).
Fuente: Bolsa de Japón.


Aunque no es probable que Japón recupere el gran prestigio como innovador del que disfrutó en la década de 1980, hay algunos ámbitos en los que es un líder global claro. La automatización de fábricas, por ejemplo, está dominada por empresas japonesas. En los ámbitos de la tecnología y los componentes químicos, las empresas japonesas tienen un largo historial de innovación, un liderazgo que está resultando valioso, pues países como China  tratan de aprovechar esa experiencia.

[En las últimas décadas]... se ha puesto en cuestión la creencia tradicional de que las grandes empresas consolidadas son siempre estables y ofrecen empleos para siempre.
- Archibald Ciganer Portfolio Manager, T. Rowe Price Japan Equity Strategy

Las empresas consolidadas japonesas se fijan cada vez más en start-ups y empresas más pequeñas para posibles fusiones y adquisiciones u oportunidades inversión. Sectores altamente especializados como la inteligencia artificial, la automatización y la robótica han registrado unas inversiones y un crecimiento enormes. Este éxito está inspirando a la próxima generación de emprendedores con la mirada puesta en el futuro, con más start-ups y ofertas públicas de venta en sectores más generales del mercado, como el consumo discrecional y las fintech.

 

(Gráfico 3) El espíritu emprendedor japonés va en aumento

 

Número de fases de recaudación de fondos para start-ups de al menos 1.000 millones de yenes en Japón

A 31 de diciembre de 2017

 

 

 

 

Fuente: Techinasia.com.


Al Gobierno japonés le interesa también fomentar este emprendimiento. En los últimos diez años, ha puesto en marcha varias iniciativas de financiación pensadas para ayudar a las start-ups y empresas pequeñas a expandirse y crecer, tanto dentro como fuera del país. En 2013, por ejemplo, se lanzó un fondo público-privado respaldado por el Gobierno con este objetivo en mente, con la expectativa de asignar en torno a 1.000 millones de dólares estadounidenses de dinero público durante su vigencia.

No son anomalías o tendencias a corto plazo, sino de cambios significativos e irreversibles en el entorno de inversión japonés. Los efectos positivos de estos cambios ya se están dejando notar y su continua influencia es lo que respalda principalmente nuestras perspectivas positivas a largo plazo. Muchos inversores parecen infravalorar el efecto de estos cambios. Para nosotros, esta desconexión es una oportunidad. Creemos que hay oportunidades excelentes para que los inversores activos basados en análisis descubran empresas de calidad en un mercado japonés favorable y cada vez mejor.

Factores de los que estaremos pendientes partir de ahora

Nuestra opinión es que seguimos en un entorno de crecimiento mundial sólido, un contexto que debería redundar en un comportamiento razonablemente bueno de las mejores empresas japonesas. Sin embargo, somos conscientes de la intensificación del discurso de guerra comercial entre los mayores socios comerciales mundiales y seguimos atentos a la evolución de los acontecimientos. Aunque tenemos la esperanza de que remita la inquietud por la guerra comercial, el sesgo de calidad de nuestro enfoque de inversión debería protegernos relativamente, aun en caso de un aumento de las tensiones que socave el entorno de crecimiento favorable.

 

1 Mitsubishi UFJ Trust and Banking Corporation, julio de 2018.

2 IR Japan, el mayor asesor de accionistas de Japón, julio de 2018.


201904‑821776

 

Información importante

 

Los valores específicos indicados y descritos son solo a título exclusivamente informativo y no constituyen todos los valores adquiridos, vendidos o recomendados para la cartera y no debe presuponerse que los valores fueron o serán rentables.

Este material se proporciona únicamente a efectos informativos generales. El material no constituye ni conlleva compromiso alguno de prestar asesoramiento de ninguna clase, incluido asesoramiento de inversión fiduciaria, y se recomienda a los posibles inversores que obtengan asesoramiento independiente de índole jurídica, financiera y fiscal antes de tomar cualquier decisión de invertir. El grupo de sociedades de T.  Rowe Price, incluidas T.  Rowe Price Associates, Inc. y/o sus filiales, reciben ingresos de los productos y servicios de inversión de T.  Rowe Price. La rentabilidad pasada no es un indicador fiable de rendimiento futuro. El valor de una inversión y los ingresos que de ella se derivan pueden tanto subir como bajar. Los inversores podrían recuperar un importe inferior al invertido.

El material no constituye una distribución, oferta, invitación, recomendación o incitación general o personal para vender o comprar títulos en cualquier jurisdicción o para llevar a cabo cualquier actividad de inversión particular. El material no ha sido revisado por ningún organismo regulador en ninguna jurisdicción.

La información y las opiniones aquí presentadas han sido obtenidas o derivadas de fuentes que se consideran fiables y actuales; ahora bien, no podemos garantizar la exactitud ni la exhaustividad de las fuentes. No existe garantía de cumplimiento de ninguna de las predicciones realizadas. Las opiniones incluidas en el presente corresponden a la fecha de redacción y pueden variar sin previo aviso; dichas opiniones pueden diferir de las de otras sociedades o socios del grupo T.  Rowe Price. El material no podrá ser copiado ni redistribuido, total o parcialmente, bajo ninguna circunstancia, sin la autorización de T.  Rowe Price.

No está previsto el uso del material por parte de personas en jurisdicciones en las que esté prohibida o restringida la distribución del material, y en algunos países el material se proporciona previa solicitud específica. No está destinado para su distribución a inversores minoristas en ninguna.